El Tesoro español bajó hoy la rentabilidad de las obligaciones a diez años al 3,721 por ciento frente al 4,078 de la anterior subasta, celebrada el 16 de abril. Según informó el Banco de España, que actúa de agente del Tesoro, en total se adjudicaron hoy 2.600 millones de euros de los 5.893 solicitados.
De ellos, 1.185 correspondieron a obligaciones a diez años con un interés marginal del 3,721 por ciento, y 1.415 millones a obligaciones que vencen en 2032, con un interés marginal del 4,804 por ciento.

En la anterior subasta el Tesoro adjudicó 4.146 millones de euros en obligaciones a diez y quince años con un interés marginal del 4,078 y del 4,528 por ciento, respectivamente. 

El Tesoro también ha realizado una subasta de obligaciones a 23 años, pero en este caso ha elevado la rentabilidad respecto a la subasta anterior. Así, el tipo de interés se ha situado en el 4,804%, por encima del 4,297% de la última subasta. El importe concedido ascendió a 1.415 millones de euros, frente a los 2.740 millones solicitados por los inversores.