Durante el mes de mayo el índice de precios de vivienda de Estados Unidos repunto un 0,9%, desde el descenso del 0,3% del dato revisado de abril. La cifra mejora las previsiones de los analistas, que esperaban un retroceso del 0,2%.  En 2008 este indicador registró una caída del 5,6%.