El mal dato de IFO alemán ha supuesto “un palo” para unas bolsas europeas que ya iniciaban la sesión por el camino de los retrocesos. El Ibex 35 profundiza en sus recortes a media sesión y se deja un 1,55 por ciento hasta los 13.453 puntos. Las malas cifras del banco suizo Credit Suisse pesan sobre todo el sector europeo y traen de nuevo a primer plano la crisis subprime, mientras Ferrovial “camina por libre” y lidera las alzas del selectivo. El resto de plazas del Viejo continente ahondan también en sus recortes a media sesión, mientras el euro baja hasta los 1,5753 dólares. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, retrocede posiciones y se paga a 116,15 dólares.
El ánimo vendedor se extiende a medida que avanza la sesión en las bolsas de toda Europa y la razón hay que buscarla en Alemania. El índice IFO de confianza empresarial ha salido peor de lo esperado -se situó en 102,4 puntos en comparación con los 104,8 puntos de marzo y la previsión de 104,3- y eso ha caído como un jarro de agua fría sobre la renta variable de todo el Viejo Contiente. Unas bolsas que ya “digerían mal” en la apertura las malas cifras trimestrales del banco suizo Credit Suisse –las primeras en 5 años- de más de 1.300 millones de euros, con amortizaciones de más de 3.200 millones por los negocios de financiación apalancada y productos estructurados. A esto unir las declaraciones del consejero delegado de Barclays asegurando, sin dar cifras concretas, que los resultados del primer trimestre han sido inferiores a los del año pasado. De este modo, con las cadenas del viejo fantasma subprime sonando, los inversores españoles reciben a la baja las cifras del Banco Sabadell, pese a estar por encima de las previsiones. Los bancos “siguen penando” Pese a mejorar sus cifras un 4,7 por ciento hasta el mes de marzo, el Banco Sabadell cede terreno a media sesión y se deja un 1,42 por ciento. En un contexto en el que el Euribor se acerca al 5 por ciento y se alejan las expectativas de bajadas de tipos por parte del BCE –se habla incluso de subidas-, el resto de entidades bancarias se mueven a la baja. El Popular cede un 2,7 por ciento arrastrado por una rebaja de recomendación de Morgan Stanley, Bankinter más de dos puntos porcentuales, mientras que Santander y se dejan un 1,6 y un 0,99 por ciento, respectivamente. Pese a estos recortes, no son los bancos los que muestran los retrocesos más abultados, sino Sacyr Vallehermoso que sufre con descensos del 3,8 por ciento la posibilidad de que tenga que rebajar el precio de salida a bolsa de sus nuevos títulos. Acciona se deja más de un 3 por ciento, mientras que compañías como Gamesa o Cintra ceden más de un 2,7 por ciento a media sesión. En un contexto tan bajista, las buenas cifras de Unión Fenosa n son recogidas en positivo por el mercado. La tercera eléctrica española ha ganado 454,6 millones de euros, es decir, un 39,4 por ciento más que en igual periodo de un año antes, aunque en las cifras han influido las plusvalías de 290 millones obtenidas con la venta de su participación en la distribuidora eléctrica filipina Manila Electric Company (Meralco) y del 2,51 por ciento que conservaba en France Telecom España, antes Auna, a Credit Suisse. Las acciones de Unión Fenosa bajan un 0,77 por ciento, en un día en el que el principal valor de nuestro mercado, Telefónica presiona con un fuerte descenso del 1,88 por ciento, mientras que Iberdrola cede un 1,7 y la petrolera Repsol baja un moderado 0,12 por ciento. Ferrovial no mira atrás La constructora continúa su ritmo alcista y suma un 0,78 por ciento para situarse en solitario en la parte positiva del selectivo del continuo. Sube porque el mercado comienza a especular que la posible venta de algunos aeropuertos en Londres –por problemas de competencia- podría no ser adversa para una compañía cuyo principal lastre es su elevado endeudamiento. Además, Ferrovial sube con el apoyo de la mejora de recomendación que ha realizado sobre la compañía Morgan Stanley, con un consejo de “sobreponderar”.