Primera sesión de la semana y subidas en la renta variable española. El Ibex35 sumó un 0.6% y culminó en los 10.650 puntos. Una revalorización que se produjo el día en que el Tesoro consiguió colocar cerca de su objetivo máximo pero, eso sí, a un tipo de interés mayor. IAG y Gamesa acumularon subidas de más del 2% en una jornada en la que el euro escaló por encima de los 1.46 dólares.
La primera sesión de la semana para el selectivo español se ha saldado con números positivos. El Ibex35 cerró con una subida del 0.6% que le llevó a los 10.650 puntos. Tras un titubeo inicial, la apertura al alza del mercado americano gracias a los resultados empresariales, sirvió para confirmar la tendencia alcista de la renta variable europea. El DAX subió un 0.7%, el FT-100 se anotó un 0.78% en tanto que el CAC-40 subió algo más de medio punto porcentual al cierre de la sesión.

Dentro del mercado español, pocas noticias empresariales. El fuerte rebote del día se lo reparten entre dos títulos: IAG y Gamesa . La aerolínea sumó un 3.39% y cerró en los 2.59 euros mientras que el fabricante de aerogeneradores subió un 2.95%, con lo que mañana comenzará a cotizar en los 6.32 euros.

Las subidas, aunque no tan acusadas, llevaron también el nombre de Abengoa, BME y FCC que lograron terminar la sesión con revalorizaciones del 1.8% y del 1.5%, respectivamente. Y después de ellos, los pesos pesados. Banco Santander subió un 1.30% y cerró en los 8.35 euros. Iberdrola subió un 0.72%, con lo que sus títulos se vendieron por 6.16 euros, mientras que Telefónica cerró la sesión anotándose un 0.62% que le llevó a los 17.72 euros. Repsol cerró en negativo y, al ritmo del 0.02%, marcó en los 23.47 euros su último precio.

En terreno negativo, ArcelorMittal actuó como guía en los números rojos. Perdió un 1.04% y cerró en los 24.70 euros. Grifols retrocedió un 1.02%, hasta los 13.14 euros, en tanto que Banco Popular ó Bankinter contaron caídas del 0.2% que llevaron a sus acciones hasta los 4.01 euros y 4.99 euros, respectivamente.

En el plano macroeconomico, noticias mixtas en nuestro país. De un lado, el Tesoro español ha conseguido colocar cerca del máximo previsto – 1.969 millones de euros en letras a 3 y seis meses- pero a un tipo de interés mayor, del 1.44% para las letras a tres meses y del 1.9% para las del plazo mayor. Y es que referencias como el déficit español – que se colocó en 2009 en el 9.2%- justifican la nueva subida del diferencial respecto a la deuda alemana. El bono a diez años se colocó en los 222 puntos básicos.

Una escalada que sigue de cerca el euro, que escala nuevamente hacia los 1.46 dólares.