El selectivo de la bolsa española terminó la sesión con una penalización de dos décimas que le dejó en los 8.365 puntos. Una penalización que tuvo Viscofan y Santander como principales lastres, el día que la entidad anunció un beneficio atribuido de 1205 millones de euros en el primer  trimestre. La prima de riesgo remontó posiciones y se volvió a instalar de nuevo por encima de los 300 puntos básicos con un euro que alcanzó las 1.3010 unidades frente al dólar. 
 

Jornada de recortes en la renta variable nacional que, al ritmo del 0.3%, cerró en los 8.365 puntos. Una penalización que llegó liderda por uno los grandes, Banco Santander, el día en que se confesó ante sus inversores al publicar un beneficio neto de 1.205 en el primer  trimestre del año, en torno a un 26% menos, respecto al mismo trimestre por debajo de las expectativas. Los títulos de la entidad perdieron más del 2.3%, hasta los 5.49 euros. 

Una penalización sólo superada por Viscofan que retrocedió un 3.1%, hasta los 38.86 euros por acción.  El resto de grandes valores, a excepción de Inditex, cerraron con una caída del 0.40% que, en el caso de BBVA, le dejó en los 7.30 euros. Por su parte, Telefónica perdió un 0.13% - hasta los 11.11 euros - mientras que Repsol perdió un 0.06% y marcó en los 17.45 euros su último precio.

Corrieron mejor suerte los accionistas de Inditex que vieron cómo los títulos de la textil gallega cerraron en los 101.15 euros, tras una subida del 0.6% al cierre de la sesión. Subidas que, por cierto, poco tuvieron que ver con las de Indra y ArcelorMittal, que superaron los dos puntos porcentuales de subida, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 10.24 euros y los 9.55 euros, respectivamente. 

El paro, volvió a repuntar

Una sesión que estuvo marcada por los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA)  que mostró que el número de parados aumentó en 237.400 personas en el primer trimestre de 2013, con lo que la cifra total alcanza el récord de 6.202.700 desempleados. De esta forma, la tasa de paro repunta hasta el 27,16%, desde el 26,02% registrado en los tres meses anteriores. Este nivel supera de lejos las peores previsiones.

De hecho, la tasa de paro alcanza así su marca más alta de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, los datos sólo abarcan hasta 1976. En ningún trimestre desde entonces se ha registrado una tasa de desempleo tan elevada como la actual.



habrá ampliación