Sin Wall Street…habrá poco movimiento en los mercados, o eso se creía. La renta variable europea ha puesto fuerza en su movimiento a la baja y, al ritmo del 2.58% el Ibex35 terminó la sesión en los 11.657 puntos. Una caída en la que sólo OHL nadó a contracorriente y en la que el euro cedió hasta marcar los 1.4982 dólares.