El Ibex aumenta las pérdidas a media sesión y retrocede un 0,7% hasta los 11.525 puntos en una jornada con poco volumen de negociación, escasos movimientos corporativos y una volatilidad que no permiten definir la tendencia de los mercados.
El Ibex aumenta las pérdidas a media sesión y retrocede un 0,7% hasta los 11.525 puntos en una jornada con poco volumen de negociación, escasos movimientos corporativos y una volatilidad que no permiten definir la tendencia de los mercados.