El selectivo español intenta mantener los 10.300 puntos en la media sesión de una jornada en la que los mercados vuelven a estar pendientes de las tensiones entre EEUU y Corea del Norte, y en el que destacan los descensos de las acereras.

El Ibex 35 pierde un 1,30%, hasta los 10.315,40 puntos, en la última sesión de una semana en la que acumula un descenso del 3,34%.

Entre las caídas del indicador, destacan las de Arcelormittal y la de Acerinox, que se dejan un 4,24% y un 3,36%, en línea con el resto de acereras europeas.

Ayer se conoció que la Unión Europea ha impuesto derechos de importación provisionales de hasta un 28,5% sobre algunos aceros resistentes a la corrosión chinos, lo que se sumaba al abaratamiento de los metales en el gigante asiático. Así, los valores relacionados con las materias primas del índice SXPP cedían hasta mínimos del mes. Rio Tint, Glencore, Antofagasta, Anglo American, BHP Billiton registran pérdidas.

Entre las noticias del día también destaca que Fitch ha revisado la perspectiva de la filial de Telefonica en Colombia, Coltel, a 'negativo' debido a la elevada competitividad en el mercado y a la previsión de un menor crecimiento del PIB en los próximos trimestres. La compañía que dirige Álvarez-Pallete pierde un 2,08%.

Ver también: El IBEX Medium Cap en el soporte de su canal alcista de largo plazo

En la media sesión solo Siemens Gamesa y Ferrovial se libran de las pérdidas, al avanzar un 0,19% y un 0,14%, respectivamente.

Las bolsas europeas se encaminan a cerrar su peor semana del año por las tensiones geopolíticas entre EEUU y Corea del Norte, que han lastrado la renta variable de todo el mundo. Carax Alphavalue destaca el fuerte repunte de la volatilidad, que alcanza niveles de abril del presente ejercicio. El índice VIX sube un 4,49%, hasta los 16,76 puntos.

Ver también: Los grandes índices europeos se giran desde resistencias clave

Así las cosas, París pierde un 0,95%; Fráncfort, un 0,30%; Londres, un 1,07% y Milán, un 1,33%. El Euro Stoxx 50 cede un 0,74%.

En el Viejo Continente las principales referencias en el apartado macro han sido la publicación de la inflación de julio de Francia, Alemania y España.

En España, el Índice de Precios de Consumo (IPC) se mantuvo en julio respecto al mes anterior en el 1,5%, su nivel más bajo desde noviembre del año pasado, mientras que el IPC francés avanzó hasta el 0,8%, el mismo incremento que el del mes anterior y los precios alemanes se incrementaron en julio un 0,4% en comparación mensual.

A las 14:30 conoceremos el IPC estadounidense que, como apuntan desde Bankinter “es la realmente relevante para la sesión”. Se espera un incremento a 1,8% desde 1,6% en julio. Según las estimaciones de la entidad, la subida en esta ocasión vendrá provocada por el aumento de los precios de la energía durante el mes de julio, por lo que no se puede considerar un aumento permanente provocado por un aumento del consumo. Por esta razón estos analistas no creen que el dólar se aprecie de manera significativa.

Precisamente la moneda estadounidense tocó el jueves un mínimo de ocho semanas frente al yen, debido a que los inversores buscan refugio en activos considerados menos riesgosos y porque los precios de producción de EEUU, que cayeron en julio, registrando su mayor descenso en casi un año.

Hoy el dólar sigue perdiendo terreno frente al yen aunque avanza frente al euro y la libra. Así, la moneda comunitaria se cambia a 1,175 billetes verdes.

Ver también: "Una subida del euro del 10% puede impactar negativamente en los beneficios en un 5%-6%"

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent pierde un 1,26%, hasta los 51,57 dólares el barril, mientras que el West Texas cede un 0,84%, hasta los 48,18 dólares, después de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) revisara al alza su previsión de crecimiento de la demanda de petróleo en el 2017 a 1,5 millones de barriles diarios (bpd), frente a su pronóstico de 1,4 millones de bpd en su reporte mensual anterior.

La prima de riesgo de España sube hasta los 105,9 puntos básicos al tiempo que la rentabilidad del bono español a 10 años cede hasta el 1,436%.