Asistimos ya a los últimos compases de la temporada de presentación de resultados y analizamos con Miguel Ángel García-Ramos, analista de Estrategias de inversión, cómo han sido las cuentas, su impacto y qué nos adelantan sobre el futuro de los mercados…

¿Cómo valoras, en general, las cuentas del segundo trimestre?

El ciclo de presentación de resultados del segundo trimestre está ya muy avanzado, han publicado más de dos tercios de las compañías, un 70%, por lo que las cifras son significativas tanto en Europa, como en Estados Unidos y Japón.

Los resultados empresariales han sido muy positivos, y están siendo, igual que en el primer trimestre, uno de los soportes fundamentales para la renta variable. Las compañías están batiendo las expectativas de los analistas.

Geográficamente, ¿qué destacas de las cifras de Europa?

Los resultados empresariales han sido muy positivos a nivel geográfico y por sectores. En Europa, el beneficio por acción (BPA) a nivel interanual está creciendo alrededor de un 13%, no solo por reducción de costes o apalancamiento financiero, sino que a nivel de facturación mejoran un 6%-7%.

¿Y de Estados Unidos?

También están sorprendiendo al alza, la facturación aumenta en torno al 5%-6%, y a nivel de BPA más de un 10%.

¿Cómo han sido los resultados en Japón?

Japón es el área geográfica que seguimos donde mejor están publicando. Aunque debemos decir que en esta región el principal catalizador para la Bolsa es la divisa, que se siga depreciando el yen.

Pero, a nivel de BPA, también están siendo muy positivos, creciendo por encima del 20%, en torno al 24%.

¿Qué perspectivas nos dejan para el corto medio plazo en los mercados de renta variable?

Los resultados empresariales están siendo muy positivos, están batiendo las expectativas y están siendo uno de los principales catalizadores para la renta variable. Uno de los principales pilares por los que seguimos positivos para la Bolsa.

Estas cuentas nos dicen que el ciclo micro sigue muy fuerte, las empresas están publicando muy bien, no sólo por reducción de costes, también por mejora de la actividad.

Por sectores, de hecho, están publicando bien sobre todo las empresas ligadas a commodities, petroleras y de recursos básicos y materiales, aunque también las financieras.

Para el futuro, a tener en cuenta en Europa, que la principal amenaza para la continuidad de estas buenas cifras es el euro que se sigue apreciando frente al dólar. Según nuestros cálculos, una subida del euro del 10% puede impactar negativamente en los beneficios en cerca de un 5%-6%.

Vea también: Los grandes índices europeos se giran desde resistencias clave