El Ibex 35 terminó la sesión con un repunte del 0,15% hasta los 14.026 puntos. Los blue chips y la banca ignoraron el mal dato de ventas minoristas que se redujeron en la zona euro un 1,6% y auparon al selectivo hacia el terreno de los avances. Precisamente el sector financiero saltó de nuevo a la palestra tras anunciar el banco alemán Commerzbank que sus beneficios en el primer trimestre se recortaron más de un 50%. Además Bruselas aprieta las tuercas al sector y lanza un ultimátum para que la banca comunique sus pérdidas por las subprime. En el resto de plazas europeas jornada alcista en todos los mercados que obviaron el mal comienzo de sesión de Wall Street, presionada por los temores inflacionistas. Todo ello en una jornada en la que el petróleo brent de nuevo marcó un máximo histórico en 121 dólares el barril y en la que el euro perdió el nivel de los 1,54 dólares a la espera de lo que decida mañana el BCE.
El selectivo español terminó la sesión con el mismo buen tono con el que la comenzó. Logró un avance del 0,15% y arrancará mañana desde los 14.026 puntos. La bolsa española dejó de lado el mal dato macroeconómico con el que desayunó –una rebaja del 1,6% interanual de las ventas minoristas- y aupada por los blue chips y el sector financiero mantiene por los pelos el nivel de los 14.000 puntos. Un día más protagonismo especial para el sector financiero que no espera sorpresas de la reunión de mañana del Banco Central Europeo y que hoy vivió en la figura del banco alemán Commerzbank las consecuencias de la crisis. La entidad anunció un recorte en los beneficios del primer trimestre del 54% hasta los 280 millones de euros. Y es que las consecuencias de la crisis subprime son un fantasma que no acaba de desaparecer y parece que a Bruselas se le termina la paciencia. Los ministros de Economía y Finanzas de los países de la UE firmarán la semana que viene un acuerdo por el que instarán a las entidades financieras que a que publiquen todas las pérdidas sufridas por las hipotecas de alto riesgo o 'subprime' junto a sus resultados del segundo trimestre, lo que significa que tendrán que ponerlas sobre la mesa antes del próximo otoño. Sin embargo, en la sesión de hoy el sector financiero nacional finalizó al completo vestido de verde. En la banca mediana Banesto ganó un 1,09%, Bankinter repuntó un 0,40% el mismo día en que Crédit Agricole aseguró “no tiene prisa” por aumentar su participación en la entidad hasta el límite del 29,9% autorizado por el Banco de España, Sabadell avanzó un 0,91% y creció un 0,18% de igual manera finalizaron los dos grandes, BBVA ganó un 0,40% y Santander repuntó un 0,36%. El resto de blue chips tuvo de igual manera un buen comportamiento, exceptuando Repsol YPF que cedió un 0,15%, Telefónica consiguió avanzar un 0,26% e Iberdrola ganó un 0,11% el día en el que continúan los rumores entorno a la eléctrica vasca y su posible entrada en el mercado británico. Según la prensa podría presentar una oferta no vinculante por British Energy aunque de la mano de algún socio. De momento las elucubraciones no terminan de confirmarse y probablemente hasta el viernes que finaliza el plazo no se conozca con certeza qué sucede con la vasca y el mercado de la energía británico. En relación con las eléctrica, el director general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo Roberto López Abad, señaló hoy que la participación que posee en la compañía, un 0,5% es "financiera", y que no tiene previsto participar en una posible reorganización del sector. Precisamente dentro del sector eléctrico comportamiento dispar de los valores. Gas Natural repuntó un 1,18%, Unión Fenosa perdió un 1,12% y Enagas cedió un 0,93% después de presentar sus cuentas. La compañía incrementó sus beneficios en el primer trimestre un 15,2% y anunció que invertirá 4.500 millones de euros en 2008-2012 y prevé elevar el beneficio neto a un ritmo anual del 12%, hasta 420 millones al final de este periodo. Gráfico Ibex 35