La semana en la que el BCE decidió ceñirse al guión y mantener los tipos de interés en el 4%, el Ibex 35 cerró con una caída acumulada estos cinco días del 0,99% hasta perder definitivamente el nivel de los 14.500 puntos. Jornadas de recortes del selectivo español en una semana en la que, de nuevo, el miedo a una posible recesión económica en Estados Unidos llevó a los inversores a “retirarse” de un mercado donde impera la volatilidad aunque “florecen” las oportunidades de inversión en unas acciones cuyas valoraciones “empiezan a resultar francamente atractivas”, comentan los expertos consultados por Estrategias de Inversión. Eso sí, la recomendación pasa por seleccionar muy bien las inversiones y si no se tiene claro “ver los toros desde la barrera”, por lo menos durante este mes de enero.
El Ibex 35 mantiene la tónica iniciada la semana pasada cuando cerró con una caída del 4% y aunque reduce significativamente las pérdidas no logra aún en 2008 firmar una semana en positivo. Esta que hoy concluye lo hace con un selectivo que se deja en estos cinco días un 0,99% hasta los 14.457,90 puntos, con lo que pierde una de sus zonas de soporte más importante: los 14.500 puntos. Recortes del mercado a pesar de las palabras de Bernanke en las que abría las puertas a una reducción de los tipos de interés en Estados Unidos en su próxima reunión de finales de enero. Sin embargo, y según explica Gonzalo Cantarela, director de GC Gestión Privada, “una relajación extra de la política monetaria lo único que hace es evidenciar la mala situación que viven las economías”. Aún así, este experto matiza, “en apenas 20 días los mercados se han enfrentado a una bajada superior al 10% sin ninguna parada”. Y es que, tal y como explica Miguel Ángel Cincuéndez, asesor financiero de Inversis “no dejamos de hacer máximos y mínimos decrecientes”. Para este experto, “la rotura de los 14.500 puntos es peligrosa ya que por debajo nos iríamos al entorno de los 14.380 puntos, sin descartar –añade- los 14.000 puntos”. Un escenario volátil y complicado que también dibuja Laura Proubasta, analista de Agenbolsa quien cree que “no cesará la volatilidad en el corto plazo”. Para esta gestora, “el Ibex no ha profundizado sus descensos gracias al tono positivo de los grandes valores y en especial de los bancos y de Telefónica”. Renta Corporación y Colonial. Tocados por la crisis inmobiliaria 2007 trazó un guión para los valores inmobiliarios y 2008 no está haciendo otra cosa que confirmarlo. Con recortes esta semana superiores en algunos casos al 12%, ambos valores viven sus peores momentos desde que desembarcaron en el parqué español. Colonial que aún campa por el Ibex 35 acumula ya este 2008 una caída del 32% y ha anunciado que podría deshacerse de hasta el 33% de la francesa SFL, frente al 24% previsto inicialmente, lo que sumaría unos 300 millones de euros, a los 1.000 millones que prevé obtener en 2008 con la desinversión de activos, destinados a reducir su deuda. Además, este viernes se conoció que Nozar habría recibido ofertas sobre la participación del 16,31% que tiene en la inmobiliaria aunque aún no ha tomado una decisión sobre la posibilidad de venderla. Desde el punto de vista bursátil, y según explica José Manuel Ollero, director de Análisis de Noesis, “Colonial no tiene ninguna señal que pueda favorecer un rebote sostenible más allá de un par de sesiones”. Quién parece contar algo más con el beneplácito del mercado es Renta Corporación ya que, tal y como señala Javier Ruiz, gestor de fondos de Metagestión “el mercado ha aplaudido su valentía”. La inmobiliaria comenzó la semana con un profit warning y anunció una caída de beneficios del 26% en 2007. La previsión era que el grupo ganara 35 millones de euros. Según explica el experto de Metagestión “este profit warning está justificado por una desaceleración del sector que llega, quizás, antes de lo que esperábamos. Además, la compañía asegura que el precio de su cotización no está sujeto a la venta obligada de algunos bancos para cubrir garantías, para escapar de los miedos que hacen huir a los inversores”. Bankinter, en el ojo del huracán La banca mediana vivió esta semana su particular “días de vino y rosas” y mientras que durante el tramo final lideró los avances, al comienzo de la semana fue uno de los sectores más penalizados por los inversores. Bankinter acaparó parte de la atención del mercado tras conocerse, primero que Caja Madrid poseía una participación del 4,8% en la entidad, y segundo que Societé Générale entraba en el núcleo duro del banco con el 3% del capital. José Manuel Álvarez, director de Inversiones de Gestifonsa explica, “en Bankinter se está produciendo una lucha de poder entre su accionista tradicional Jaime Botín y Credit Agricole”. Según comenta este experto, “Botín no va a permitir que la entidad francesa se lleve el gato al agua y, a través de participaciones amigas, quiere asegurarse el control de la entidad”. En todo caso –añade Álvarez- “Bankinter es un valor atractivo pese a que está un poco más caro que sus compañeros de sector, por lo que a un nivel de unos 11 euros lo mantendríamos en cartera, porque no hay que olvidar –dice- que las operaciones importantes se han hecho dos euros por encima de su cotización actual”. Banesto fue el otro de los bancos domésticos en liderar, durante alguna jornada las alzas del selectivo, “porque se descuenta que los resultados no van a ser tan malos como se preveía y porque el valor está muy barato”, explica el director de Inversiones de Gestifonsa. De hecho –añade- “se trata de una compañía que está cotizando a un PER de unas 10 veces, con una rentabilidad por dividendo del 4%”. Este viernes, la entidad presidida por Ana Patricia Botín anunció que ganó 764 millones en 2007, un 47% menos por ausencia de las plusvalías de Urbis. Recomendaciones Aunque una de las recomendaciones de los analistas consultados por Estrategias de Inversión es la de “ver los toros desde la barrera”, si el inversor decide estar en el mercado, los expertos lo tienen claro y apuestan por valores defensivos como telecomunicaciones y los dos grandes bancos. Aunque no todos los analistas se muestran positivos en estas compañías. Es el caso de Antonio Aspas, analista de Anta Valencia quien considera que Telefónica no resulta un valor interesante. “A cualquiera que sea seguidor de tendencia sí le puede parecer atractivo”, señala Aspas que añade, “pero para un inversor de valor y a medio plazo, no”. Según este experto “hay oportunidades mayores que estas, valores muy baratos”. Aspas tampoco se muestra especialmente positivo con Repsol porque “con el petróleo en máximos aún no se ha beneficiado en nada y si cae si se verá afectado. Únicamente sería interesante –matiza el experto- con una operación corporativa”. Telefónica, sin embargo, sí que sería una de las apuestas decididas para Alejandro Varela, gestor de fondos de Renta 4 ya que cree que a la operadora española “le queda recorrido al alza” pese al buen ejercicio de 2007. Para este experto “hay que renovar la apuesta en compañías de telecomunicaciones para este año ya que 2007 –dice- fue el año que marcó un punto de inflexión en este tipo de empresas y ahora actuarán como sector refugio”. Respecto a Telefónica, Varela destaca que “ha estado unos meses consolidando y ahora parece que quiere volver a tirar”. La apuesta de este experto no pasa sólo por Telefónica, sino que el gestor de fondos de Renta 4 se decanta también por Acciona y por ACS “por su grado de diversificación y por haberse centrado más en el negocio de las energías que en el negocio puro de la construcción”. En cuanto a los bancos, Varela augura un semestre complicado para la banca pero en cuyas cotizaciones “ya se ha descontado lo peor”. De ahí que crea que “es tiempo de ir buscando alguna oportunidad en el sector bancario”. Sector que sería también una de las recomendaciones de José Manuel Álvarez, director de inversiones de Gestifonsa. A este experto le gustan los dos grandes bancos “ya que cuentan con una rentabilidad por dividendo muy superior al 4%”, mientras que entre la banca mediana se decanta por Popular “porque a nivel de 10,90 euros nos parece un nivel atractivo para invertir” y por el Banco Sabadell. Los blue chips serían la apuesta de Miguel Ángel Cincuéndez, asesor financiero de Inversis y en especial Telefónica, Iberdrola, Repsol y Endesa, aunque este experto y ante la caída del Ibex por debajo de los 14.600 puntos recomienda “adoptar posiciones bajistas”.