Tras firmar cuatro jornadas consecutivas a la baja, el Ibex 35 maquilla su saldo semanal al repuntar en el día de hoy un 0,98% hasta los 15.289,30 puntos con la mayoría de los valores en la parte positiva de la tabla y con Repsol suspendida de cotización a la espera de que se cierre la venta del 25% de YPF. En el momento de su suspensión la petrolera cotizaba con un descuento del 0,87%. Mientras, Sacyr lideró los avances del Ibex con una subida del 6,44% en una jornada en la que Telefónica y los grandes bancos fueron los auténticos motores de los avances. Las demás plazas bursátiles europeas operaron también en positivo animadas, además, por la apertura al alza de Wall Street donde cotizaban en positivo las noticias en torno a una posible inyección de capital a Merril Lynch. En el resto de mercados, el petróleo cotiza por debajo del nivel de los 92 dólares, mientras que en el mercado de divisas, el euro se intercambió a 1,4359 dólares.
El Ibex salda la semana con una caída del 1,8% a pesar de repuntar en el día de hoy un 0,98% hasta los 15.289,30 puntos en una jornada con un alto volumen de negocio debido al vencimiento del año y que en esta ocasión es de opciones y futuros sobre el Ibex 35 y opciones y futuros sobre acciones. En los mercados europeos también expiraban los contratos. Sacyr lideró los avances del selectivo al repuntar al cierre un 6,44%. Hoy se conoció que suscribió –junto con FCC- y a través de sus filiales de concesiones Itinere y Global Vía, un préstamo sindicado por importe de 247 millones de dólares para la construcción de una autopista en Costa Rica. Entre los grandes valores destacaron las ganancias de Santander (1,87%) y Telefónica (2,08%) mientras que BBVA cerró con una subida del 0,72%. Iberdrola, entre tanto, repitió al cierre el precio de apertura (10,49 euros) mientras que Repsol YPF se mantiene suspendida de cotización después de las informaciones publicadas en Argentina que apuntan a que la petrolera anunciará en breve la venta del 25% de sus acciones en su filial argentina. El organismo supervisor acordó la suspensión a las 13.22 horas, momento en que las acciones de Repsol se cambiaban a 23,88 euros y perdían un 0,87%. Hasta ese momentos, los inversores habían intercambiado 7,8 millones de títulos por un valor de 187 millones de euros.