Indefinición para acabar la primera jornada de una semana de transición para las Bolsas. Escasez de referencias macro y empresariales, que impacta en el volumen y en los movimientos. El Ibex salva los números verdes pero aplaza así el asalto a los 10.700 puntos. Mientras, el euro se resiste a ceder frente al dólar, y cotiza al filo de los 1,18. Y, el crudo, por su parte, corrige bajo los 51 dólares el barril de Brent.

El Ibex cierra con subidas del 0,17%, hasta los 10.676 puntos, en una jornada marcada por la ausencia de referencias económicas y empresariales de relevancia. Técnicas Reunidas y Dia, a pesar del contrato logrado por la primera, junto a Siemens Gamesa son los valores del índice que peor se comportan.

En positivo, los repuntes de ArcelorMittal y Aena, que se alzan con el título de mejores valores del selectivo este lunes. Y, en el Mercado Continuo, Ezentis, después de que El Confidencial haya publicado que tanto Paramés como Alierta han invertido en la compañía.

Escasez de movimientos también en el resto de Bolsas europeas, en una “semana transición” en palabras de Renta 4, “con bajos volúmenes de negociación, a la espera de contar con referencias macro relevantes y a la reunión de bancos centrales en Jackson Hole el 24 de agosto”.

De la macro, la firma destaca las referencias de precios en Estados Unidos, Alemania, España y China “con estabilidad prevista. Además, los datos de comercio exterior de julio en China (martes) podrían tener impacto en mercado. Se espera que su superávit comercial se mantenga en niveles estables”.

Asimismo, recomienda vigilar el comportamiento del euro/dólar, con la moneda única resistiéndose a ceder terreno frente al billete verde, al filo de los 1,18.

En este contexto, reitera su idea de que “tras las caídas en la renta variable desde los máximos del año, aparecen oportunidades interesantes para invertir de cara al medio plazo, especialmente en Europa (positiva evolución macro y de resultados, reducción de riesgos políticos en Europa, ausencia de rentabilidad en alternativas de inversión), aunque se aprecia que los mercados están más sensibles a la materialización de cualquier riesgo, lo cual podría propiciar niveles de entrada más atractivos”.

Vea también: Seguimos pendientes de soportes clave pese a la semana de estabilización

Por su parte, el Departamento de Análisis de Bankinter coincide al señalar que “el mercado cuenta con pocos catalizadores pero los fundamentales son sólidos, y esperamos un buen comportamiento de las Bolsas”. Saldo positivo en la macro, destacan, y en lo empresarial: el beneficio por acción (BPA) medio de las compañías del S&P 500 que han publicado resultados ha subido un 10,5% en el segundo trimestre, frente al 7,4% esperado.

Llaman la atención sobre los valores tecnológicos, “que lideran las subidas de los principales índices en el conjunto del año (+22,5%) y alcanzan niveles similares a los registrados en el boom de finales de los años 90/principios del 2000. Cabe destacar que la situación de estas compañías (generación de caja, evolución de beneficios, solidez financiera, etc.) es mucho mejor a la registrada en los 90. Los múltiplos de valoración superan la media del mercado pero son notablemente inferiores a sus máximos históricos. El PER medio para el sector tecnológico del S&P se sitúa en 20,0 veces (frente a las 18,7 veces del S&P 500)”.

Finalmente, en otros mercados, el petróleo corrige bajo los 52 dólares el barril de Brent y los 49 el de West Texas, atento a la reunión de OPEP y ‘no OPEP’ en Abu Dhabi. El objetivo de este encuentro, detallan desde CMC Markets UK, es “lograr que los países productores cumplan con los recortes acordados (…) el problema es que su historial en este sentido pasa más por velar por los intereses individuales de cada uno que por mejorar el conjunto”. 

Vea también: Los bancos europeos siguen a la vanguardia