El Ibex-35 terminó la semana con “mucho optimismo”. Cerró la sesión del viernes con un abultado repunte del 1,90% hasta 14.060 puntos con lo que sumó un 2,08% semanal. Y lo hizo gracias a varias noticias: el recorte de tipos de la Fed y el buen dato de empleo conocido también al otro lado del Atlántico. Dos fueron los valores protagonistas de la bolsa española -Santander y Telefónica- favorecidos por la subida del rating de Brasil, por parte de Standard & Poor's. Una semana en la que se conoció, además, que la inflación interanual disminuyó en la zona euro hasta el 3,3%. Y en la que, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, afirmó que la economía europea se mostró sólida en el primer trimestre. Muchas referencias macroeconómicas las que descontaron los inversores en unas sesiones en las que, además, el presidente de la OPEP, Chakib Khelil, hizo público que la organización no prevé aumentar la producción de crudo antes de septiembre. El barril tipo brent terminó por encima de los 111 dólares y, el euro, cotizó en los 1,54.
Ibex-35 El selectivo del continuo español, el Ibex-35 ganó esta semana de cuatro días –el jueves no abrió sus puertas por el Día del Trabajo- un 2,08%. Tan sólo cedió terreno en la sesión del martes (-1,23%), jornada de poco volumen y en la que los inversores prefirieron mirar al mercado desde fuera a la espera de la decisión de la Fed que, finalmente, decidió recortar los tipos de interés al otro lado del Atlántico en un cuarto de punto, hasta situarlos en el 2%. El miedo a que la inflación se dispare hace pensar que este será el último recorte de tipos del banco central estadounidense. Así lo han manifestado muchos analistas que consideran que los recortes pueden haber llegado a su fin y que en la próxima reunión del mes de junio es posible que la Fed decida volver a subirlos. Sara Pérez Frutos, directora general de Eaton Vance en España, cree que “la política monetaria del país pasa porque “de momento no se llevarán a cabo más rebajas en el precio del dinero” porque “hay que recordar que en mayo entrarán en vigor los paquetes fiscales aprobados por el Gobierno estadounidense y de ese modo se reactivará también la economía”. Además, indica que “hay un problema de precios, ya que el petróleo y el arroz tienen sus precios muy altos y, ahora mismo, hay que atajar ese problema”. Por tanto “la Fed descansará de su política de recortes en las próximas reuniones y de ese modo, controlando los precios, se va a intentar alejar el fantasma de la recesión”. En cuanto a la evolución del selectivo del continuo español, Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro Analistas Financieros señala “veo bien al Ibex 35, pero hay que ser prudentes”, señala. El motivo es que está haciendo “una formación técnica en forma de cuña que tiene implicaciones bajistas, pero que tiene una resistencia en los 14.140 puntos”. Una cota que, de superarse, anularía esa cuña. Por abajo, la resistencia estaría en los 13.250 puntos. Por su parte, Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros cree que se ha levantado una cierta oleada de optimismo en el mercado español “que no compartimos en absoluto”, señala, pues “los mensajes de que lo peor ha pasado obvian el riesgo existente en los mercados”. De ahí su preocupación sobre el rally que ha experimentado el selectivo español en las ultimas jornadas “dados los niveles de riesgos” que permanecen como telón de fondo. José Manuel Ollero, director de análisis de Noesis considera que “el Ibex-35 ahora consolida pociones por debajo de la resistencia de los 14.000 puntos, por lo que tiene toda la pinta de formar una figura triangular”. A su juicio, necesitamos ver una resolución de esta figura para poder favorecer el siguiente movimiento, “que sería al alza si se superan los 13.880 y los 14000 puntos”. De lograrlo, estima que "podríamos ver mayores subidas hacia niveles de 14.500 e incluso 15.000 puntos". En opinión de Álvaro Blasco, director de Atlas Capital “el escenario al que se enfrenta el Ibex 35 es bastante complicado y, ahora mismo, es más difícil encontrar motivos que expliquen la subida del mercado, que encontrarlos para justificar el recorte”. Da la impresión de que “el mercado está descontando unos resultados por encima de las expectativas” e ignora que vienen de mucho más tiempo atrás del que nos enfrentamos actualmente. Guillermo Escribano, director de inversiones de Metagestión cree que “el mercado espera alguna noticia positiva que actúe de catalizador para poder romper esa barrera”. No es fácil hablar de plazos, pero cree que “antes del verano podemos ver una ruptura al alza general de todos los índices”. Valores protagonistas Algunos resultados empresariales y noticias corporativas de interés se conocieron esta semana. Entre los blue chips, el Santander presentó sus cuentas correspondientes al primer trimestre. Su beneficio neto alcanzó los 2.210 millones de euros, un 22,4% más que en el mismo periodo del año anterior. El margen de intermediación creció un 14,7%, mientras que la tasa de morosidad se disparó al 1,16%. El consejero delegado del Grupo Santander, Alfredo Sáenz, auguró que el crédito cerrará el año con un crecimiento de entre un 8 y un 10%, frente al 16% actual, y que la morosidad seguirá acelerándose, aunque aseguró que esta nueva coyuntura será "sostenible" y "no preocupa" a la entidad. Celine Giffard, analista de Selftrade entiende que los resultados del Santander han sido ligeramente superiores a lo esperado, de manera que considera que su castigo en bolsa puede venir por el lado de que “se haya tomado mal el repunte de la morosidad hasta el 1,16%, desde el 0,82% anterior”. Cree que “quizás este dato haya sido el pretexto”. Una semana en la que se conoció que los cinco grandes de la banca -Santander, BBVA, La Caixa, Banco Popular y Caja Madrid- lograron un beneficio conjunto de 5.458,13 millones hasta marzo, un 7,01% más que en el mismo periodo de 2007, cuando lograron 5.100,33 millones, según datos remitidos por las entidades a la CNMV. La entidad se ha visto, además, beneficiada por esa subida del rating de Brasil, por parte de Standard & Poor's que lo ha elevado a "grado de inversión". David Ardura recuerda que “este mercado representa cerca del 30% del beneficio del banco español donde opera con Banespa y con Banco Real.”. Otra de las grandes entidades, el BBVA publicó también sus cifras. Su beneficio subió un 14,9% en el primer trimestre. El margen de intermediación creció un 22,4% más, y el de explotación un 14,9%. La tasa de morosidad se estableció en el 0,99% (frente al 0,89% a diciembre). El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró que la actividad crediticia del banco continuará desacelerándose en los próximos trimestres, pero a un ritmo más moderado que el registrado hasta ahora. Además, la entidad –que no precisa hacer emisiones de deuda al mercado “en el medio y largo plazo”- aseguró tener una posición de liquidez “muy cómoda” después de las emisiones realizadas en el primer trimestre de 2007. La entidad anunció, además, su intención de aumentar, en los próximos meses, su participación en el banco chino Citic –y en el que, actualmente, controla el 4,83%-. Guillermo Escribano, director de inversiones de Metagestión asegura que los resultados del BBVA están muy en línea con lo previsto, aunque “quizás sean un poco mejores en cuanto a ingresos y negocio típico bancario”. El hecho de que la Tasa de Morosidad alcance el 0,99% no le preocupa, aunque reconoce que sería bastante más peligroso si se viese entre los bancos medianos y pequeños. Por su parte, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital asegura que “un crecimiento cercano al 15% es un resultado espléndido”. La morosidad ha aumentado realmente poco, pero “tanto en BBVA como en otras entidades se incrementará a partir del segundo trimestre”, que será cuando dé el salto cuantitativo significativo. El holding BME anunció, por su parte, una ganancia del 10,6 % en el beneficio neto del primer trimestre unas cifras superiores a las previsiones. El beneficio neto trimestral se situó en 55,4 millones de euros. Bolsas y Mercados Españoles justificó esta mejora en los incrementos de las diferentes líneas de negocio que lograron en parte compensar la disminución en ingresos y resultados en su unidad de renta variable, su principal área de negocio, responsable de casi la mitad de sus ingresos y del resultado operativo. Jose Manuel Ollero, director de análisis de Noesis asegura que “se está intentando una reordenación alcista del valor desde los 26,85 euros”, pero deja claro que para que las subidas sean sostenibles, el gestor de las bolsas españolas debe superar los 33,15 euros porque así “tendríamos una estructura alcista tanto en base diaria como semanal”. Los objetivos entonces serían alcanzar los 36 euros e incluso los 41,60 en el mejor de los casos. Destaca que “sería muy positivo que el valor cerrara por encima de los 32,55 euros, que son los máximos del lunes pasado”. Por el contrario “cierres por debajo del hueco alcista de la apertura de este miércoles podrían llevar al título a nuevas cesiones, especialmente si pierde los 28,53 euros”. Para Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros, las cuentas de BME han sido buenas “mejores de lo esperado por el mercado” y, “contradicen la opinión de aquellos inversores que apostaban porque la compañía iba a desaparecer, dados los márgenes actuales”. Esto supone un espaldarazo para aquellos pesimistas que no confiaban en la buena evolución de la compañía. En lo que respecta a Criteria, el hólding de participadas industriales y financieras de La Caixa, redujo su beneficio neto un 24,9% en el primer trimestre, hasta 378 millones de euros. Y sorprendió el anuncio de que Eduardo Zaplana haya fichado como delegado de la Telefónica para Europa, con dependencia directa del presidente de la operadora, César Alierta, desvinculándose así de la política. Y, algo más, Iberdrola confirmó que ha presentado ante la Comisión Europea una queja contra EDF y el Estado francés acusándoles de blindar la posición de dominio del grupo energético galo en la producción de energía nuclear. Un portavoz de Iberdrola señaló que la eléctrica vasca acusa a EDF de prácticas monopolísticas respecto a la energía nuclear y denuncia a Francia por infringir el artículo 86 del Tratado de la Comunidad Europea aprobando medidas que otorgan una 'ventaja competitiva sustancial' a EDF y 'blindan de forma inexpugnable' su posición. El diario ABC publicó que, al menos, otras dos cajas de ahorros, esta vez la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y Caja Navarra, habrían entrado en el accionariado de Iberdrola. De este modo, de ya son quince las entidades de ahorro presentes en el accionariado de la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán, que suman algo más del 23% del capital de la compañía eléctrica. Fuera del Ibex Fuera del selectivo Ibex-35, la Inmobiliaria Colonial regresó a la cotización el pasado lunes después de que el viernes anterior, los bancos prestadores de Luis Portillo ejecutaron sus deudas a cambio de participaciones en el capital de la compañía. Nicolás López, director de renta variable de MG Valores señala que “al tomar, definitivamente, el control de la compañía la Caixa y el Popular, ha desaparecido el principal factor de presión sobre su cotización, que eran las ejecuciones de las acciones que estaban en garantía en los bancos “. Y, por otro lado, -añade- “la compañía tiene ahora cierta tranquilidad al disponer de margen para refinanciar su endeudamiento –e insiste- y con la Caixa y el Popular, no se va a ir al escenario de crisis, como se temía anteriormente”. Por su parte, Guillermo Escribano, director de inversiones de Metagestión considera lógica la decisión de los bancos acreedores de Colonial de quedarse con parte de los activos del banco, cuando éstos valen el doble de lo que marca su cotización en bolsa. La conversión de éstos en accionistas “podría insuflar un poco de liquidez y reducir la deuda de la compañía”, por lo que es positivo para Colonial. Así, estima que el título “podría ver un cierto impulso a corto y medio plazo”. Por su parte, Itinere fue protagonista también después de desistir de la oferta pública de venta (OPV) que tenía previsto realizar el miércoles del 32 % de su capital por las "actuales condiciones del mercado”. A juicio de Celine Giffard, analista de Selftrade “una mala noticia para Sacyr Vallehermoso”. Una ampliación de capital –subraya- que “le hubiera permitido diluir capital y reducir su participación en Itínere, además de recortar su deuda”. En todo caso, cree que los accionistas de la compañía deben tener en mente como factor positivo el hecho de que Repsol -de la que Sacyr es máximo accionista- esté en torno a los 26 euros, porque eso supone una gran garantía para los bancos acreedores. Sobre Itínere señala que “su liquidez es muy pequeña y que los inversores deberían aprovechar para deshacer posiciones en el valor”. Muchas compañías presentaron sus cuentas en el mercado continuo. Entre ellas, Banco Pastor -que incrementó un 167,3% sus resultados del primer trimestre, hasta alcanzar los 141.1 millones de euros por las plusvalías generadas por la venta de su participación en Unión Fenosa- , Amper -que perdió hasta marzo, un 1,85 millones de euros, lo que significa un 0,08% menos que en igual período del año anterior- y, Vidrala - el fabricante de envases incrementó un 30,25% su beneficio, hasta los 9,14 millones de euros-. Recomendaciones de los expertos Recomendaciones muy dispares las que lanzaron los expertos, desde Estrategias de Inversión, a los inversores. Guillermo Escribano, director de inversiones de Metagestión se fija en el sector constructor: FCC y ACS. Destaca la diversificación de ambas y considera que son una buena opción de compra en el momento actual. También es positivo con OHL aunque recuerda que “es un poco más pequeña y tiene más riesgo”. Las recomendaciones de Álvaro Blasco, director de Atlas Capital pasan por grandes compañías, con bastante cuidado “con el tema inmobiliario en España y prudencia en bancos”. Estaría en Santander y BBVA, considerando que las eléctricas siguen siendo “un buen punto para protegerse del mercado”. En este grupo incluye a Iberdrola “que es una buena opción pues, aunque le otorguen precios objetivos por debajo de su cotización actual, ha publicado resultados extraordinarios y siempre queda la posibilidad de una operación corporativa”. Este experto asegura que en caso de una operación que venga de fuera será muy positiva para el accionista pero si es interior “se construirá una macro compañía que dará fortaleza a los accionistas. Ana Rafels, asesora financiera Bolsacash no recomienda estar en el mercado “a no ser que se rompa la resistencia de los 14.000-14.100 puntos”. Si lo hiciera –especifica- “apostaríamos por el sector bancario”. Para los que ya estén dentro, la experta aconseja no vender hasta perder los 13.570-13.480. Y también centra su interés en la operadora Telefónica, “un valor que debería acompañar el movimiento del Ibex”, subraya. Y pide cautela con el sector constructor que, “todavía podría corregir mucho más”, concluye. Celine Giffard, analista de Selftrade mantiene su recomendación de formar una cartera defensiva en este momento, en la que elegiría a Telefónica, Indra, Enagás, ACS y Banesto. Prefiere Enagás a Gas Natural, mientras que de Banesto asegura: “creemos que tiene un potencial en torno al 15%”. Para Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros, aunque en el Ibex “estaríamos rebajando posiciones”, los niveles actuales presentan opciones en Telecinco “en los 13 euros y dada la situación de infravaloración que vive” y REE. En Europa, Inverseguros ve interesantes las eléctricas alemanas E.On y RWE, Suez y, de seguros AXA y Munich Re. Este experto asegura que “podemos picotear en alguna teleco, tipo Telefónica y Daimmler, que se ha visto muy penalizada y su castigo nos parece suficiente”. Jose Manuel Ollero, director de análisis de Noesis destaca a Tecnocom, pese a ser consciente de que hay que asumir un riesgo bastante grande porque “el stop estaría en 3,55 euros”. Eso sí, ahora mismo, el título “está dando señal de continuidad alcista que podría llevarle hacia los 4,50 o incluso 5,50 euros”. Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro Analistas Financieros destaca que el Santander y BME son valores muy alcistas, al tiempo que recomienda Iberia porque “podría alcanzar en breve los 2,80 euros”.