La bolsa española cedió hoy el 0,56% lastrada por el mal comportamiento de sus grandes valores, principalmente los bancos, y las dudas transmitidas desde Wall Street, a pesar de lo cual se reafirmó en su intención de mantenerse por encima del nivel de los 12.000 enteros. Así, al final de la sesión, su principal indicador, el Ibex-35 se desprendía de 68,1 puntos, el 0,56%, y se instalaba en las 12.012,70 unidades, después de alcanzar su máximo nivel del año en la jornada del martes.
La bolsa española cedió hoy el 0,56% lastrada por el mal comportamiento de sus grandes valores, principalmente los bancos, y las dudas transmitidas desde Wall Street, a pesar de lo cual se reafirmó en su intención de mantenerse por encima del nivel de los 12.000 enteros. Así, al final de la sesión, su principal indicador, el Ibex-35 se desprendía de 68,1 puntos, el 0,56%, y se instalaba en las 12.012,70 unidades, después de alcanzar su máximo nivel del año en la jornada del martes.