Las Bolsas europeas mantienen las subidas tras el fuerte Informe de Empleo de julio de Estados Unidos y con máximos de 10 años en Asia. Casi finiquitada la temporada de presentación de resultados, la macro y el euro copan el protagonismo. El Ibex apunta a los 10.700 euros. Mientras, la moneda única se cruza en los 1,17 dólares; y el crudo corrige ligeramente sobre los 52 dólares el barril de Brent.

El Ibex abre con subidas del 0,23%, hasta los 10.682 puntos, con la vista puesta en los valores más perjudicados por las últimas cifras trimestrales: Siemens Gamesa y Técnicas Reunidas, que la semana pasada lograban rebotar y tratan de poner punto y final a la sangría que experimentan desde que publicaran sus cuentas.

De hecho, la segunda compañía anunciaba el viernes que ha sido seleccionada para la ejecución del proyecto de las unidades de proceso de la nueva refinería de Duqm (Omán), teniendo el contrato un importe aproximado de 2.750 millones de dólares y una duración de 47 meses.

En general, apuntan los analistas de Carax Alphavalue, “los resultados empresariales del primer semestre están cumpliendo las expectativas y los inversores se muestran más tranquilos”.

Así las cosas, ArcelorMittalAcerinoxson los valores que más suben del Ibex; los precios del mineral de hierro de China han subido un 7%, ante los temores de escasez de suministro en invierno, impulsando la cotización de las mineras. Mientras, Indra y Telefónica lideran los descensos del selectivo.

Vea también: Los bancos europeos siguen a la vanguardia

Tono positivo también en el resto de Bolsas europeas con el leve debilitamiento del euro, después de que los datos de Empleo de julio de Estados Unidos impulsarán al alza al dólar. El cruce, no obstante, vuelve al filo de los 1,18.

Michael Hewson, analista principal de CMC Markets UK, destaca que el descenso registrado el viernes por la moneda única ha supuesto su mayor caída de un solo este año, si bien, recuerda que el US Dollar Index acumula pérdidas del 8% en este 2017.

“La cuestión es si este rebote de dólar modificará materialmente el sentimiento que rodea a la divisa, que ha pasado de ser abrumadoramente alcista al principios del ejercicio, a abrumadoramente bajista en un corto espacio de tiempo”, señala este experto. Un cambio de sesgo, añade, “podría suponer un alivio para la renta variable del Viejo Continente en los próximos días, sin embargo, es poco probable que cambie la dirección de la moneda a largo plazo, pues si la Administración Trump no consigue avanzar en sus reformas seguirá cayendo”.

La evolución de los acontecimientos en Washington, junto a los datos de balanza comercial de China y la inflación norteamericana, añade, serán los focos de la semana en su opinión. “También es probable que sean jornadas clave para el petróleo, con los precios cerca de máximos de dos meses, a pesar de la creciente producción estadounidense y de las exportaciones récord de la OPEP en julio”, apunta. Recordemos que este lunes y martes se reúnen los países productores en Abu Dhabi para discutir medidas que incrementen el cumplimiento de los recortes acordados.

Vea también: Nuestro IBEX 35 se mantiene como el más fuerte frente a sus principales homólogos europeos

Finalmente, en el plano político, las Naciones Unidas han decidido implementar nuevas sanciones contra Corea del Norte ante sus últimas pruebas con misiles balísticos, que podrían reducir en 3.000 millones de dólares los ingresos anuales de exportación del país, según Reuters.

Con todo, Link Securities señala que “de no acontecer noticias negativas inesperadas, y con unas economías occidentales que se están mostrando resistentes, anticipamos que los mercados financieros mantendrán el buen tono con el que acabaron la pasada semana”.

Vea también: Reducimos exposición a USD y compramos bolsa Reino Unido