El Ibex afronta la sesión sin una tendencia clara. Tantea el terreno, pero no encuentra los apoyos suficientes como para romper al alza sus máximos históricos. Suma un inapreciable 0,05 por ciento y se coloca en los niveles de cierre de la última sesión, los 15.058 puntos. La estrella del selectivo es Iberia, cada vez más cerca de recibir una oferta de compra.
El resto de plazas europeas abren en línea con el mercado español y el DAX se convierte en el único índice que abre en positivo con una revalorización del 0,15%. Mientras Eurostoxx sube un 0,02% tanto FTSE-100 como CAC-40 se mantienen planos en los primeros minutos de negociación. La referencia macroeconómica del viejo continente viene de la mano de Alemania, que publicará a las 11:00 horas el Índice de expectativas económicas del instituto ZEW del mes de mayo, del que se espera un descenso hasta 76,0 frente a los 76,9 del mes anterior.