El Ibex 35 logra cerrar la sesión en positivo. Una revalorización del 0.8% que le lleva a los 8.250 puntos gracias a la apertura en positivo de Wall Street- que se vio favorecido por un dato de paro por debajo de lo esperado- y en la jornada en la que el Tesoro Español consiguió colocar 6.000 millones de euros a un tipo de interés menor. En el mercado de divisas, respiro para el euro, que cotiza en las 1.30 unidades.
El Ibex 35 despide la jornada en positivo. Una revalorización del 0.8% que le lleva a los 8.250 puntos. Lo hace después de una apertura al alza de Wall Street – gracias al respiro que dio el dato del paro- y consiguiendo recuperar el soporte de los 8.200 puntos. Eso sí, no es suficiente. Para un movimiento especulativo “es necesario romper los 8.800 puntos al alza en tanto que pare medio plazo, hasta que no veamos un cierre semanal por encima de los 9.200 puntos, no sería optimista”, reconoce Juan Pedro Zamora, analista de XTB. Y a todo ello se suma el hecho de que mañana hay vencimiento de opciones y futuros, la cuádruple hora bruja, que podría añadir más volatilidad al cierre de la semana.

En el plano económico, el Tesoro público consiguió colocar hasta 2.500 millones de euros más del monto inicialmente previsto y a una rentabilidad que cae del 5,28% hasta el 4,023% en el caso de los bonos con vencimiento en 2016 y con un ligero repunte del 5,006% hasta el 5,239% en el caso de los títulos con fecha de expiración en el año 2020. De este modo, el Tesoro español ha colocado 6.028 millones en bonos en la última subasta del año. Y sin embargo, la prima de riesgo por encima de los 300 puntos básicos Optimismo en la renta variable española y también en la europea. El FT-100 subió un 0.6%, el DAX se animó con revalorizaciones superiores al punto porcentual en tanto que el Eurostoxx50 subió un 0.9% a 2.227 puntos.

Entre los valores que más subieron de la sesión, Mapfre elevó en un 4.43% el precio de sus títulos, que cerraron en los 2.38 euros. Sacyr Vallehermoso le acompañó en el podio y, al ritmo del 2.7%, cerró en los 4.12 euros el día en que se reúne su consejo y a una semana del vencimiento del préstamo ligado a Repsol. La petrolera por su parte no consiguió cerrar en positivo y, con descuento del 0.18%, cerró en los 22.24 euros.

Una tendencia que , de los blue chips, sólo compartió Telefónica. La operadora, que ayer anunció un recorte del 14%en el dividendo del próximo año, perdió un 0.9% con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 13.05 euros. El rebote fuerte llegó de la mano de los dos grandes bancos: Santander subió un 1.5% - hasta los 5.58 euros- en tanto que su homóloga vasca terminó la sesión en los 6.15 euros, tras acumular una subida del 2.3% en la sesión.  Un comportamiento que replicó el resto de la banca: Banco Popular se animó con un 1.24% de revalorización, Banco Sabadell consiguió subir un 1.9% - hasta los 2.95 euros- en tanto que Bankinter se acercó al 2% de revalorización, hasta los 4.24 euros. Bankia fue el único que tanteo los números rojos y que, al ritmo del 0.08%, descendió hasta los 3.58 euros.

Sin embargo, las mayores caídas fueron para la compañía que preside César Alierta seguido de Acciona y Mediaset que cerraron con penalizaciones del 0.6% y del 0.3%, respectivamente hasta los 63.7 euros y 4.20 euros.