Fuerte rebote en el Ibex 35 empujado por los grandes bancos y también por la caída de la prima de riesgo. Las subidas que registran BBVA y Santander son astronómicas, pero no se fíe, de momento las señales técnicas invitan a pensar que serán efímeras.

Los inversores regresan al parqué con hambre especulativa a medida que baja la prima de riesgo española. Sin embargo, nada ha cambiado, nada ha sucedido nuevo en nuestra economía para que la bolsa experimente esta fuerte recuperación y el Ibex 35 vuelva a visitar los 6.200 puntos. Pero, la verdad es que la prima de riesgo abandona los 600 puntos después de marcar máximos históricos esta semana. Actualmente el Spreads entre la deuda soberna española a 10 años y la germana desciende hasta los 566 puntos básicos y la rentabilidad del bono a una década desciende por debajo del 7%. Detrás de esta bajada no hay actos, sólo palabras. En concreto las de Mario Draghi, presidente del BCE, admitiendo que la institución hará todo lo que sea necesario por mantener a salvo el euro.

CURVA RENTABILIDAD BONO 10 AÑOS ESPAÑOL:


Los inversores parecen leer en estas declaraciones una futura compra de deuda española por parte del BCE, la solución menos mala de todas para aliviar la presión sobre la financiación española, según Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets, pues “el BCE compraría deuda de forma ilimitada y no incluiría exigencias económicas para España, mientras que un rescate supondría la imposición de mayores exigencias económicas y la compra de deuda por parte de los fondos de rescate europeos sólo sería limitada y traería imposiciones macroeconómicas”.

Con todo ello, el Ibex 35 recupera la cota de los 6.200 puntos de la mano especialmente de las subidas de Santander y BBVA. Sin embargo, en Santander “el descenso de la media de 200 sesiones nos hace ver que la tendencia a medio plazo es bajista mientras no supere la zona de 5,17 euros”, dice David Galán, director de Renta Variable de Bolsa General. De momento, Santander se dispara un 6,85%, pero sólo alcanza los 4,35 euros. Aún así, la recuperación de los 4,28 euros invita a pensar en “un pull-back a la zona de 4,5 euros”.

COTIZACIÓN SANTANDER:



En BBVA sucede tres cuartas partes de lo mismo. La acción sube un 5,89% hasta los 4,69 euros pero, “el título está en un enorme canal bajista y seguirá bajista, al menos, hasta que no supere los 5,68 euros”, explica Galán.

COTIZACIÓN BBVA:

Por tanto, aunque los rebotes bruscos pueden ser un reclamo para los inversores, no debemos dejarnos llevar por estos espejismos alcistas, pues son efímeras subidas y nada invita a pensar en su continuidad. Por ello, si no quiere llevarse una ingrata sorpresa, Luis Francisco Ruiz Noguero, analista de Estrategiasdeinversion.com, aconseja “mantenerse al margen de BBVA hasta que supere los 5,04 euros
Al igual sucede en Santander, donde la invitación a la apertura de posiciones largas sólo tendría que pasar “por ver la superación de los 4,66 euros, ya que es necesario que la acción también recupere volumen”, advierte Ruiz Noguero.