Jornada de inestabilidad en las bolsas europeas. La crisis en Egipto provocada por el presidente Morsi, la segunda dimisión en menos de un día en Portugal y –su consecuente- repunte espectacular de las rentabilidad en el mercado de deuda han llevado a los inversores a volver a vender lo poco que compraron en este rebote. El Ibex 35 ha respetado, después de haberlo perdido, el nivel de los 7.700 puntos con el bono a diez años al alza, sí, pero contenido en el 4,7%.

Este miércoles ha venido marcado por múltiples referencias salpicadas todas ellas por la política internacional. En terreno de las anécdotas, hace escasamente 40 minutos tomaba tierra el avión del presidente boliviano, Evo Morales, en Gran Canaria después de múltiples negativas por parte de diferentes países de la Unión Europea para que repostara en territorio comunitario antes de emprender el Atlántico.

Sin duda, Egipto, donde a las 17 horas se cumplía el plazo dado por el Ejército al actual presidente, Mohamed Morsi, ha sido el foco de atención. Finalmente, según avanzaba a la hora en punto la agencia Associated Press, Morsi habría ofrecido un gobierno de coalición para evitar una nueva toma de control por parte de los militares.

Y ya en terreno económico Portugal y segunda dimisión en tan sólo 24 horas del Gobierno de Passos Coelho ha provocado un repunte espectacular de las primas de riesgo, unido al bono, y al desplome del sector financiero a nivel europeo. El índice luso, PSI-20, ha sido el que mayores pérdidas ha registrado esta jornada más allá del 5,5%.

Wall Street abría con pérdidas, arrastrado por la situación europea, aunque con el cierre del viejo continente, podría cerrar en verde gracias a los buenos datos conocidos de empleo esta sesión. Hoy, además, abre media sesión ante la festividad del 4 de julio que se celebra mañana.

La tónica de la jornada dentro del Eurostoxx 50 ha sido el desplome del sector financiero, encabezando los primeros puestos de pérdidas. El selectivo europeo cierra con un desplome del 1,2% hasta los 2.568  puntos.

Dentro de Europa, curiosamente el FTSE MIB italiano ha sido el menos ‘sufrido’ con una caída casi imperceptible en medio de la incertidumbre desatada por Lisboa. El DAX Xetra germano y el parisino Cac 40 cierran, eso sí, con pérdidas superiores al punto porcentual. 


Ibex 35

Su mínimo intradía realizado en los 7.612 puntos da idea del nivel de debilidad por el que atraviesa el selectivo. El Ibex 35 cierra la sesión en los 7.763 puntos con una caída del 1,56%, similar a sus homólogos europeos.

Según el director de análisis de Estrategias de inversión, Luis Francisco Ruiz, que el rebote experimentado en las últimas jornadas no era fiable y que lo más positivo que “podemos encontrar a corto plazo es que el Ibex 35 ha aguantado el primer ataque serio a la zona de soporte clave comprendida entre 7565-7490 puntos”.

Entre los 35 del selectivo, el Banco Popular vuelve a ser una vez más el farolillo rojo con pérdidas del 5,46% hasta los 2,44 euros por acción. Aunque lo cierto es que el trío perdedor de la jornada es bastante variopinto. Se incluye en él Gas Natural con un recorte del 3,20%, mientras que la constructora Acciona se deja otro 3,24%. 

Sólo la negociación de la sesión del Banco Santander es superior a los dos siguientes, BBVA e Ibedrola,  en la lista de los 'más negociados'. Más de 56 millones de títulos ha movido la entidad de Emilio Botín en una jornada de especiales pérdidas para el sector financiero. Pierde esta sesión un 2,23% y sigue por debajo del nivel de los 5 euros. Cierra en los 4,94 euros por acción. 

BBVA pierde otro 1,14% hasta los 6,43 euros por acción. 

Telefónica es de las blue chips que más retrocede esta sesión, sin contar al Santander. La teleoperadora de Alierta cae otro 1,57% hasta los 9,71 euros.  Por su parte, Repsol cede un 1,19% e Iberdrola, otro 0,4%. 

Del lado de las ganancias se cuelan muy pocos valores y, entre ellos, un banco: Caixabank que cierra al alza un 0,23%. Además, dos constructoras encabezan las ganancias, OHL y FCC, con subidas del 2,04% y del 1,96%, respecticamente. 


Mercado de deuda
Ha sido el mayor perjudicado por la crisis gubernamental desatada en Portugal. La prima de riesgo lusa se ha disparado más de 70 puntos básicos, hasta los 577 pb y arrastrando con ella a todas las periféricas, con la española en los 312 puntos básicos y una subida del 5%, la italiana en 286 pb y la griega de vuelta a los 1.000 puntos básicos.

El bono portugués a diez años ha llegado a superar el 8% de rentabilidad exigida, aunque con el cierre del mercado cotiza con un repunte del 9,35% hasta el 7,44%. Los títulos españoles a diez años suman otro 2,25% hasta una rentabilidad del 4.7%.


Materias primas y divisas
El oil Texas, crudo de referencia en Estados Unidos, ha saltado esta sesión por encima del nivel de los 100 dólares el barril.

Por su parte, el metal dorado suma un punto porcentual hasta escalar a 1.255 dólares la onza de oro.

El par euro/dólar ha recuperado tibiamente el nivel de 1,30 al cambio al cierre de la sesi