El selectivo español se tiñe de rojo antes de la media sesión. Parece que la euforia compradora de ayer, respaldada en las esperanzadoras palabras del presidente del BCE, se apacigua a la espera de los actos.

ElIbex 35 ha pasado en unas horas de alcanzar los 6.400 puntos a caer un 0,67% hasta los 6.326 puntos. Los inversores hacen caja con las fuertes ganancias de ayer (la décima subida más grande de la historia del Ibex 35) al hilo de las esperanzadoras declaraciones de Mario Draghi, de cara a suavizar la presión del mercado de deuda español: “el BCE hará lo que haga falta para salvar el euro y, creedme, será suficiente”. Los inversores ahora quieren ACTOS y, para eso, habrá que esperar a la reunión del BCE del jueves, encuentro en la que, sin embargo, los expertos no confían en que este organismo acceda a comprar deuda española e italiana directamente. Aunque en la prensa francesa ya se da por hecho que el BCE comprará papel español e italiano en el Mercado Secundario, según Le Monde. ¿Qué otras opciones quedan? “que el BCE conceda otro préstamo tipo LTRO, que tampoco parece que vaya a ser la medida, pues se quiere separar riesgo soberano del riesgo privado; Parece que la solución va a pasar por dar licencia bancaria al fondo europeo para que compre deuda soberana”, indica Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4.

Encabezando las cesiones del Ibex 35 encontramos a Gamesa. La energética se desploma un 7,55% hasta los 1,11 euros después de comunicar que en el primer semestre registró unas pérdidas de 33 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las ganancias de 28,9 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior. Además, hoy Natixis ha reducido la nota sobre la compañía de comprar a reducir. Técnicamente, Ana Rafels, Asesora de Inversiones de Ana Rafels EAFI, comenta que “tras perder la referencia de los mínimos históricos, no podemos fiarnos de la acción hasta que recupere 1,70 euros ó, si somos inversores conservadores, hasta que suba a 2,40”.

En cambio, al otro lado BME se dispara un 4,86% hasta los 15,41. También sus cuentas son un contrapunto comparadas con las de la energética. La operadora del mercado español obtuvo un beneficio neto de 74 millones de euros en el primer semestre, sólo un 5% menos que en el mismo periodo de 2011. Pese a la subida de hoy, la cotización de la acción ha estado en línea con la del Ibex 35 (pérdida de valor del 30%). No obstante, según Javier Hernani, director financiero de BME, “creemos que la cotización irá reflejando los buenos fundamentales de la compañía, pues el comportamiento de estos meses está completamente descorrelacionado con sus fundamentales”.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cae un 1,64% hasta los 8,80 euros, afectada por la huida de capital tras el anuncio de suspensión del dividendo para este ejercicio. De hecho, Jorge del Canto, analista independiente, advierte de que "tiene riesgo de caer hasta los 4,60-4,40 euros en los próximos meses". A pesar de los fuertes avances con los que abrían la sesión los grandes bancos, alimentados por las esperanzas en Draghi, BBVA y Santander pasan a ceder respectivos 1,28% y 0,38%. Iberdrola también se tiñe de rojo. Se deja un 1,06%, mientras que Repsol sube igual porcentaje.

Entre tanto, la prima de riesgo repunta ligeramente, desde los 550 puntos básicos a los que abría, hasta los 559 de la media sesión.

COTIZACIÓN INTRADÍA 26-27 julio IBEX 35: