Las dudas presidieron los primeros compases de la bolsa española, que no logró mantenerse en positivo y optó tras unos pocos minutos por continuar con el desplome de ayer, con una bajada del 0,61% que le hacía perder los 11.200 puntos.
El principal selectivo del mercado español, el Ibex-35, que ayer registró la mayor caída desde el 15 de marzo de 2004, bajaba a las 9:20, 68,70 puntos o el 0,61%, hasta 11.179,50 unidades, mientras que el Indice General de la Bolsa de Madrid retrocedía el 0,47% y se colocaba en 1.222,04 enteros. Tras las subidas del inicio de la sesión, los "blue chips" o principales valores del mercado se dieron poco después la vuelta y pasaron a registrar mayoritarimente caídas, del 1,14% para el Santander; del 0,24% para el BBVA, del 1,76% para el Popular y del 1,53% para Iberdrola.