El selectivo de la bolsa española se deja un 2,11% hasta los 9.785 puntos. Las abultadas caídas de los grandes bancos, BBVA y Santander, arrastran al Ibex 35 y, es que, el miedo a los problemas de los periféricos y la caída de España están aterrorizando a los inversores. La divisa europea también cede hasta los 1,3531 dólares.
 
El Ibex 35 pierde el nivel clave de los 9.800 puntos. Los principales culpables son los grandes bancos. BBVA se deja un 3,83% y Santander un 4,25%. Los dos mayores valores por ponderación del selectivo se están viendo afectados en su cotización por las dudas sobre crisis sistémica de los periféricos europeos. Así lo justificaba Félix González, socio director de Capitalia Familiar EAFI, que comenta que "los ataques a España van en vena, directos a las entidades financieras".

Si bien, ningún blue chip se salva de la quema. Telefónica cede un 1,80%, Ibedrola un 2,17% y Repsol un 2,22%

Técnicamente, Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, comenta que “a partir de ahora el Ibex35 irá a buscar de inmediato los 9.600 puntos”. Más allá de este soporte, este analista destaca que serán los 9.300 y, después, los 8.800 puntos, los siguientes soportes con los que se encuentre el índice español”.

Paradójicamente, el valor que más pierde en el año, Gamesa, se tiñe de verde subiendo un 0,59%, seguido de Iberia.  

La moneda única europea cae hasta los 1,3531 dólares tras las palabras del Ministro de Finanzas alemán que apuntaba a que el euro está en riesgo con la crisis de deuda de Irlanda.

El mercado de renta fija también se está viendo afectado por estos problemas. La rentabilidad del bono a 10 años español se dispara hasta el 4,836%, acercándose a los máximos de junio. Mientras, que el diferencial frente al 'bund' se fija en los 221 puntos básicos.