Los inversores hoy tampoco encuentran consuelo. El rescate de Irlanda sigue golpeando a la renta variable española que vuelve a amanecer teñida de rojo, cede un 0,80% hasta cotizar en los 9.911 puntos. Tan sólo Inditex consigue nadar a contracorriente de mercado mientras las órdenes vendedoras se ceban de nuevo con bancos y constructoras.



Los 9.900 puntos, en la cuerda floja del Ibex35. Las ventas vuelven a ser las protagonistas del mercado que no levanta cabeza desde que Irlanda aceptó la ayuda financiera. Desde entonces las quinielas sobre qué periférico será el siguiente en ser “salvado” no han dejado de alarmar al mercado pese a los esfuerzos de los expertos por diferenciar a España.

Dentro del selectivo español, los mayores descensos llegan de la mano de los títulos de FCC que se deja un 2,45%, seguido por los títulos de Iberdrola Renovables que pierde un 2,03%. No obstante, es el sector bancario el que sigue penalizando al mercado, así las acciones de Banco Santander bajan un 1,78%, BBVA cede un 1,69%. Entre la banca mediana, Bankinter cae un 1,62%, Banco Popular cede un 1,51%,Banco Sabadell se deja un 1,29% mientras Banesto pierde un 0,49%.

Entre los pesos pesados, a las caídas de los dos grandes bancos hay que sumar las pérdidas de Repsol YPFque cede un 0,75%, Telefónica cae un 0,72% mientras Iberdrola se anota un descenso del 0,72%.

Dentro del mercado continuo, Sos Corporación centra la atención de los inversores al sumar más de un 17%, seguido de las acciones de Funespaña que avanza más de un 5% y Reyal Urbis que gana un 1,89%. Del lado de los descensos, Ercros cotiza con descensos del 5,52% mientras Vértice 360 cae un 4,42%.