Era previsible, el desarrollo del 1-O  en Cataluña, con toda la polémica generada en torno a las imágenes de la policía y la decisión del gobierno de la Generalitat de declarar la independencia unilateral esta misma semana se han representado en ventas en la renta variable española. La bolsa de Madrid ha sido la única que ha caído en Europa, tal y como se esperaba aunque, por otro lado, se aventuraban descensos más pronunciados.

El Ibex 35 ha cerrado en 10.255 puntos, con un descenso del 1,21%, la mayor caída diaria desde mediados de agosto para el selectivo español. Tal y como se preveía han sido Caixabank y Sabadell, las dos principales entidades catalanas, las que más han caído dentro del Ibex 35 con descensos del 4,53% del 4,43%.

Pese a estos descensos para estas dos firmas, José Antonio González, analista de Estrategias de Inversión, señala que “de momento, pese a las fortísimas caídas, la sangre no llega al río más allá de una volatilidad que podríamos calificar de esperada”

Los expertos prevén que las caídas de la bolsa española podrían seguir en las próximas jornadas. Juan Enrique Cadiñanos, director de Admiral Markets en España señala que “los recortes en los precios del selectivo español pueden durar hasta que no veamos una claridad o un comunicado por parte de los políticos y personas responsables en tal asunto. Desde Cataluña, en la jornada de ayer se hacía referencia a que independientemente de los resultados de las elecciones, se iba a decretar la independencia y eso generará un conflicto entre las partes implicadas y económicamente, también se verá perjuicios en tal asunto”.

En su opinión “ninguna de las dos partes gana en esta historia, económicamente hablando. Tanto España, como Cataluña, perdería con una independencia de la última y el PIB en ambos caería. Esto generaría mayor incertidumbre aún en empresas catalanas cotizadas en los mercados financieros, como las financieras”.

Desde un punto de vista técnico, el director de Admiral Markets en España indica que “el viernes hablábamos sobre la fuerza del Ibex en cierre semanal y mensual hacia los 10.400 puntos y que si no los conseguía superar y volvían a funcionar como resistencia de corto plazo, los mismos se podrían ir a 10.200 y 10.000 puntos, respectivamente”.

Aunque estas caídas podrían abrir oportunidades para los inversores, por ejemplo en los dos bancos catalanes. Como apunta Cadiñanos, “Caixa y Sabadell que ya están sufriendo los castigos de esta situación y, hasta que no veamos una resolución de tal conflicto, seguirán sufriendo recortes en el corto plazo. Está claro que estos recortes dejan a las entidades en cuestión en un escenario óptimo para la toma de posiciones largas en ellas, pero por ahora no es el momento, hay que esperar a ver nuevas notificaciones”.

Los mejores valores de la sesión han sido Arcelormittal, con subidas del 2,68% e IAG, que se ha apuntado un 1,99%. Entre las grandes, Banco Santander ha cedido un 1,61%, BBVA ha caído un 2,37% y Telefónica se ha dejado un 1,53%. 

En Estados Unidos los índices vuelven a tocar nuevos máximos históricos, animados por la promesa de la reforma fiscal anunciada por Donald Trump, el presidente de Estados Unidos hace una semana.

En el mercado de divas, el EURUSD se debilita hoy ante la incertidumbre generada en Cataluña  y el par se mueve en 1,1739.

El oro también cede posiciones y la onza se vende ahora a 1.273 dólares. El petróleo también cae con fuerza y en estos momentos el barril de Brent está en 55,67 dólares el barril.