Duro Felguera ha conseguido firmar con la banca la prórroga de su acuerdo y alargarlo hasta el próximo enero, mientras que en el primer semestre, incluyendo costes de financiación, la compañía registró pérdidas de 1,9 millones de euros.

Duro Felgueracomunicó el pasado viernes a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)  que ha suscrito una prórroga del acuerdo de espera que el pasado 13 de julio firmó con sus entidades acreedoras.

En concreto, Duro Felguera ha firmado el acuerdo con Banco Santander, CaixaBank y Banco Sabadell y Banco Popular.

El acuerdo establecía como fecha máxima de vencimiento el 30 de septiembre.

Asimismo, Duro Felguera explicó que la prórroga ahora suscrita se encuentra sujeta a que antes del 6 de octubre de 2017 se adhieran Bankia, BBVA y la la financiación sindicada de Núcleo.

El acuerdo también contempla que antes del 26 de octubre de 2017 se adhieran Banco Cooperativo Español y Liberbank.

Una vez superadas las condiciones anteriores, la prórroga tendrá una duración máxima hasta el 15 de enero 2018 y durante su vigencia, según indicó duro Felguera, se continuará desarrollando el proceso de negociación sobre vencimiento de deuda y garantías comerciales.

La compañía también informó de que en el primer semestre del año, el ebitda se situó en 7,8 millones de euros, lo que representa un empeoramiento del 51% frente a los 15,9 millones de euros registrados en el primer semestre del ejercicio anterior.

Según Duro Felguera, esta caída del beneficio operativo bruto se debe a la menor actividad en la línea de Mining & Handling, al ajuste en márgenes en la línea de servicios, a los costes de reestructuración, tanto de la línea de fabricación como de la deuda, y a las diferencias de tipo de cambio.

El beneficio neto sin considerar costes de reestructuración es de 0,3 millones de euros, incluyendo dichos costes el resultado neto es de 1,9 millones de euros negativos.

Las ventas registradas a 30 de junio ascendieron a 319 millones de euros, un 4,5% por debajo de las registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior.

La compañía asturiana señaló que la ligera reducción en ventas se debe, tanto a la demora en el inicio de algunos proyectos en cartera, como a la menor contratación en 2016 vinculada a la situación financiera de la compañía.

La contratación en el semestre ascendió a 414 millones de euros que representa una mejora del 90% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior gracias tanto al proyecto Jebel Ali “K” en Dubai, para la construcción de una planta de ciclo simple de 500 MW por 204 millones de euros en la línea de Energía como del proyecto con OJSC Naftan para la instalación de un sistema de recuperación de gases en Bielorrusia por 84 millones de euros en la línea de Mining & Handling, ha permitido alcanzar una

Posteriormente al cierre del semestre, la compañía se ha adjudicado un proyecto llave en mano para la ejecución de un conjunto de nuevas instalaciones destinadas al almacenamiento y suministro de carbón de la Central Térmica Petacalco (México) por más de 130 millones de dólares americanos.

 A 30 de junio 2017, la cartera de Duro Felguera alcanzaba la cifra de 2.264 millones de euros, aunque los proyectos Rio Grande, Novo Tempo y Octopus, por un importe total de 865 millones de euros, no tienen fecha de inicio prevista.