El sector financiero vuelve a convertirse en protagonista de una sesión en la bolsa española en la que los inversores festejan que las encuestas dan la victoria de las elecciones francesas al candidato liberal Enmanuel Macron. El selectivo español ha subido un 1,62% y ha concluido la jornada en 11.012 puntos, el máximo desde agosto de 2015. 

Esta vez parece que Europa no va a hacer volar a otro cisne negro, uno que podía ser muy peligroso y que vuela con la cara de la ultraderechista y antieuropeísta Francesca, Marine Le Pen. Tras el debate del miércoles entre los dos candidatos, parece que la victoria está mucho más cerca Macron, algo que gusta a los mercados y que espolea a los inversores a comprar más en las bolsas francesas y del sur de Europa. Ya tocaba que las noticias volvieran a colocarse de este lado.

Así, el selectivo español ha logrado superar a un minuto del cierre la cota de 11.000 puntos, un nivel que no visitaba desde agosto de 2015, aunque vuelve a marcar un nuevo máximo anual. Los valores que más han subido han sido , CaixaBank, con alzas del 3,86%. Esto ha hecho que la entidad catalana cierre en máximos desde septiembre de 2014. El segundo mejor valor ha sido Banco Popular, que se ha apreciado un 3,77%y Bankia, con un avance del 3,74%. Los farolillos rojos vuelven a ser ArcelorMittal, con descensos del 1,36 y Acerinox, que ha experimentado un recorte del 2,15%. Entre los grandes, Santander ha subido un 1,56, BBVA se ha revalorizado un 2,15% y Telefónica ha cerrado con alzas del 1,21%.

Precisamente, Telefónica vuelve a ser protagonista de la sesión tras conocerse que César Alierta, el antecesor del actual CEO, José María Álvarez Pallete, abandonará el consejo de administración de la compañía de telecomunicaciones un año después de abandonar el cargo.

Parece ser que en el Ibex 35 continuará la renovación ya que hoy se ha conocido también que Marcelino Fernández Verdes, el que parece ser que podría convertirse en el sucesor de Florentino Pérez en ACS será nombrado consejero delegado de la constructora el próximo 11 de mayo.

Sin embargo la noticia del día, quizá la que más haya alterado a los mercados ha sido que un mes después de aprobar la reestructuración de la deuda de Abengoa, siguen moviéndose los principales accionistas. El último en reducir su participación ha sido el banco francés Credit Agricole (ya lo había hecho, el Santander, por ejemplo). Esta entidad ha reducido su participación por debajo del 2,5%, lo que convierte a Popular en el principal accionista de la compañía industrial sevillana al mantener un paquete superior al 4,5%. Por cierto, que Abengoa A ha terminado con alzas de más del 10%. 

Por cierto, pendientes de la evolución de Banco Popular, que mañana tiene previsto publicar sus resultados antes de la apertura del mercado.

Por su parte, Repsol cae ligeramente el bolsa a pesar de que durante los tres primeros meses del año ha incrementado el beneficio neto en un 59%, hasta 689 millones de euros.

También ha publicado sus cuentas la embotelladora Coca-Cola European Partners, que ganó más del doble que un año antes, al obtener un beneficio de 147 millones de dólares. La empresa ha reiterado sus previsiones para el conjunto del ejercicio.

Todas estas noticias se conocen en un día en el que nos levantábamos con un buen dato de empleo, el mejor de abril desde que existe la serie histórica en nuestro país.  El número de desempleados se redujo el mes pasado en 129.281 personas, un 3,5% con respecto al mes anterior.  Por otro lado, la seguridad social ha aumentado el número de cotizantes en 212.216 personas, también el mejor dato de la serie.

En Estados Unidos, Wall Street continúa con un tono mixto un día después de conocerse que la FED no ha subido los tipos en la última reunión, tal y como esperaba el consenso. En ese mercado, Facebook ha iniciado la sesión con descensos no porque los resultados del primer trimestre hayan sido malos (ha aumentado el beneficio por acción en un 17%), sino porque la propia compañía alerta de que los ingresos por publicidad podrían reducirse considerablemente este año, cuando tiene previsto no aumentar el número de anuncios que se ven en la red social.