Los inversores optan por la prudencia y recogen beneficios. Poco después del cierre se conocía que BME (+1,58) entra en el Ibex 35 sustituyendo a Metrovacesa (+0,06%) y no a NH Hoteles como barajaban la mayoría de los analistas. El Ibex cae un 1,36% y se aleja cada vez más de los 15.000 puntos hasta los 14.725,90 puntos. Sólo tres valores aguantan en positivo mientras que inmobiliarias y constructoras se desploman .La apertura teñida de roja de Wall Steet y la caída de los grandes, tiran del selectivo a la baja.
Jornada teñida de rojo, el selectivo español parece que no tienen fuerzas para alzar el vuelo y sólo Banesto (+0,17%), Metrovacesa (0,06%) y Aguas de Barcelona (+0,04%) se apuntan las subidas. Por su parte Inmobiliaria Colonial (-4,07%) y Gamesa (3,09%) se anotan las peores pérdidas. El sector inmobiliario es el más castigado y una de las causas de que caiga más que el mercado es que los inversores “han perdido la confianza en el sector”, explica Miguel Pareja analista de Alpha Finanzas. Otros valores -explica el experto- "simplemente están repartiendo ganancias", como es el caso de Iberdrola y Santander. "Lo mejor que los inversores pueden hacer es no dejarse “atrapar” por los precios baratos del mercado -advierte Pareja- y esperar a que en los próximos días se de una “señal de giro” para entrar. Los pesos pesados del Ibex no aguantaron tampoco la presión y cayeron. Repsol YPF se deja un 0,38%, Telefónica cede más de un 1% y Santander pierde por su parte un 1,85%. REE se deja un 1,49% en una jornada en la que Fith ha elevado su recomendación sobre la eléctrica de "negativa a estable" para reflejar los sólidos ingresos logrados en 2006. Asimismo, la decisión toma en cuenta la probada habilidad de la compañía para generar un fuerte flujo de dinero en metálico sobre una mayor base de activos. Mejora de recomendación también para Abertis por parte de JP Morgan que recomienda sobreponderar y fija el precio objetivo en los 30,6 euros, ya que considera que el mercado está infravalorando sus concesiones de alta calidad y sus negocios de infraestructuras de telecomunicaciones. La compañía cede un 1,24%.