El Ibex 35 cierra la sesión con una penalización del 0.19% hasta los 8.771 puntos. Una caída que tuvo al sector financiero como principal lastre en una jornada en la que el Tesoro consiguió colocar 5.450 millones de euros después de que Moody´s rebajara el rating de la economía española con perspectiva negativa. En el mercado de divisas, nuevamente el euro volvió a ceder posiciones frente al dólar, hasta las 1.31 unidades, con una prima de riesgo que volvió a subir hasta los 340 puntos básicos.
Se cierra una sesión en la que se han conocido datos mixtos, al menos en el terreno económico. A favor del optimismo jugaron datos como el índice de confianza del ZEW, que mide la confianza de los inversores alemanes, que subió en febrero hasta los 5.4 puntos, desde los -21.6 puntos de enero. Referencia que compartió protagonismo con la colocación del Tesoro Italiano, que captó un total de 6.000 millones de euros a tres y cinco años – máximo previsto- a un tipo de interés inferior. En línea con las estimaciones también se realizó la subasta del Tesoro Español, con la que se colocaron 5.450 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, con unos intereses más bajos que los de la última subasta.

Era en estas dos últimas colocaciones donde se miró firmemente durante la sesión después de que Moody´s decidiera anoche rebajar su rating en dos escalones, junto a la de otras economías de la Zona del Euro al tiempo que puso en perspectiva negativa a Francia, Austria y Reino Unido, que tienen la máxima calificación Aaa”. Un nuevo mazazo sobre las economías periféricas que coincide con el anuncio de que la economía griega cerró el cuarto trimestre de 2011 con una contracción del 7%.

Ante todo esto reaccionaron los índices europeos, que cerraron la sesión en negativo. El Ibex 35 cerró con una penalización del 0.19% que le llevó a los 8.771 puntos. El Eurostoxx50 cedió un 0.2% - hasta los 2.486 puntos- en tanto que el CAC-40 se acercó al medio punto porcentual de caída, rondando los 3.370 enteros.

Dentro de la bolsa española, Mediaset continuó siendo el valor más penalizado de la sesión. Pérdidas del 3.5% que llevaron a su cotización hasta los 4.41 euros. Sacyr Vallehermoso fue detrás con caídas que superaron el 2% , hasta los 3.58 euros. Y a pocos pasos, el sector financiero el día en que se ha conocido que la deuda de las entidades españolas con el BCE alcanzó un record de 133.177 millones de euros en enero, un 12% más con respecto a la cifra del mes de diciembre, según datos del banco de España. Caixabank retrocedió un 2.3%, hasta los 4 euros.  Banco Sabadell perdió un 1.6% y cerró en los 2.78 euros. Banco Popular perdió un 1.43%, con lo que mañana arrancará desde los 3.50 euros, mientras que Santander recortó más de medio punto porcentual, hasta los 6.42 euros. Por su parte, BBVA descontó un 0.2% de su cotización, hasta los 7.12 euros.

Bankinter fue el único banco que consiguió salvar la sesión al sumar un 0.35% y cerrar en los 5.15 euros. Una subida que se vio superada por la protagonizada por Red Eléctrica que, con ganancias del 3.7%, cerró en los 36.89 euros. BME elevó en algo más del 2% su revalorización, con lo que mañana comenzará la sesión desde los 21.29 euros. Enagás, OHL o Endesa consiguieron firmar la sesión con algo más de un punto porcentual, hasta los 15.21 euros, los 22.16 euros y los 15.90 euros., respectivamente.