El desplome se ha moderado en el viejo continente después de una mañana de vértigo. Las bolsas periféricas han sido las protagonistas y lo han hecho, además, en base a sus pérdidas que han llevaron al Ibex 35 a perder los mínimos anuales arrastrado por los blue chips. Mientras BBVA y Santander ponen en juego soportes, Bankia resurge de sus cenizas con un rebote que ha llegado a ser del 40%. Y las preocupaciones...vuelven a ser las clásicas. El mercado de deuda se resiente tras el rescate a Chipre y la prima de riesgo española escala hasta los 376 pb con un bono a diez años más allá del 5%.  El euro marca su mínimo desde noviembre en 1,278 frente al dólar
 
El detonante de la catástrofe ha sido Chipre y la cosa, como las bolsas de nieve... se volvió cada vez más complicada. A nivel macroeconómico, a última hora hemos conocido ciertos detalles sobre las imposiciones de Bruselas a Chipre para cumplir con las condiciones del rescate. Entre ellas se encuentra la limitación a 5.000 euros de las transacciones bancarias al extranjero o hasta los 3.000 euros será el monto que los chipriotas podrán sacar en efectivo del país. Medida aplicable los próximos siete días, según fuentes europas. (Ver: Chipre impone limitaciones a la salida de capital extranjero)

Con Wall Street corrigiendo ligeramente en una sana corrección esperada, en todo caso, por los expertos, los índices europeos 'igualan' sus pérdidas. Miguel Méndez, director de Big Deal Capital, recomienda "no quedarse abierto durante este largo puente". No se fía, desde luego, el experto que afirma que lo mejor es mantenerse "en liquidez total".

Alemania amanecía hoy con un buen dato de confianza del consumidor. El DAX Xetra germano cede más del punto porcentual por debajo de los 7.800 puntos, al igual que el Cac 40 parisino que retrocede otro 0,89%. Las dos bolsas más castigadas han sido, sin lugar a dudas, el mercado español, donde el Ibex 35 finalmente salva los muebles, y el italiano, con una caída para el FTSE MIB del 0,9% en los 15,350 puntos

Los grandes valores han protagonizado las caídas del selectivo desde la apertura. Caso ejemplar es el de la gran banca con sus dos valores por excelencia, BBVA y el Banco Santander, fuera de las carteras, según Renta 4, al menos en el corto plazo. (Ver: BBVA: al margen a corto plazo)

Así las cosas, el selectivo nacional se ha dejado un 1,13% hasta los 7.900 puntos clavados, mínimo del 2013. Tan sólo hay cuatro valores que cierran en verde encabezados por Grifols que suma esta jornada un 1,22%, mientras que BME cierra sobre plano en 19,20 euros por acción. 

Los protagonistas hay que buscarlos, sin duda, en el lado de las pérdidas y también en el mercado continuo. De un lado, la banca es la culpable del desplome del Ibex 35 -como también lo ha sido la italiana- y viene encabezada este miércoles de ceniza por las pérdidas de Bankinter(-3,89% ), seguido de Caixabank (-3,77%) y el Banco Popular que finalmente salva el importante soporte que tiene en los 0,57% con una caída del 2%.(Ver: Banco Popular: a diez céntimos de perder soporte)

Entre los grandes valores Telefónica es el primer blue chip que aparece en la zona de pérdidas con una caída del 1,59% hasta los 10,51 euros por acción. Repsol se coloca con pérdidas muy similares en los 15,85 euros, seguida del Banco Santander que hoy cede otro punto porcentual hasta 5,23 euros. BBVA, muy contenido en su recorte, retrocede otro 0,44%.(Ver: Telefónica: ¿vuelta a los mínimos de julio de 2012?)

Mientras la penitencia del miércoles santo se la llevan los grandes, Bankia sabe lo que es ser caldo de especuladores y subir...subir sin cesar.Cierra la sesión con un rebote del 30,41% hasta los 19 céntimos por acción.

Pero, sin duda, el protagonismo a lo largo de la tarde ha sido para Vueling e IAG. La aerolínea catalana ha sido suspendida de cotización algo más de una hora después de que el Consejo de Admnistración de la antigua Iberia discutiera una posible contraoferta. Y así se produjo. IAG ha aumentado su OPA hasta un precio por acción de 9,25 euros, frente a los 7 euros anteriores que ya fueron rechazados por los accionistas. IAG cierra con una caída del 1,7%, mientras que Vueling se ajusta al precio con un rebote del 9,86% en los 9,24.

En Estados Unidos, la bolsa neoyorquina reduce sus pérdidas al cierre de la sesión en Europa debido a datos macro como la venta pendiente de viviendas, que cayó un 0,4% en febrero en términos intermensuales y que fue mejor de lo esperado, y gracias también al consenso, al menos aparente, que existe entre los gobernadores centrales del país. Este miércoles ha sido el turno de Eric Rosengren, presidente de la FED de Boston, que dice ver "pocas evidencias" de que la política de la Reserva Federal esté generando importantes problemas de estabilidad financiera en este momento y, por tanto, plantea seguir con el programa de estímulos a la economía estadounidense. De ahí que en Estados Unidos hayan pasado a preguntarse si el Departamente dirigido por Ben Bernanke “está golpeando de algún modo la vida diario de sus finanzas”, tal y como publica Matt Netson, para Bussiness Week.

El euro se resiente dentro del mercado de divisas. No es para menos. Así, el cruce con el dólar ha vivido su mínimo desde el pasado mes de noviembre de 2012 allá por el nivel de 1,278 al cambio. 

Mercado de deuda
Mientras que el bono alemán bajaba a mínimos desde el mes de diciembre el año pasado, los costes de financiación de la deuda periférica se han incrementado notoriamente. Es el caso de la prima de riesgo española que rebota hasta 18 puntos básicos y se coloca en los 376 pb al cierre del mercado. Por su parte, el riesgo país italiano suma 21 puntos, en 344 puntos básicos. 

Lo más preocupante es quizás el repunte del bono español a diez años. Suma un 2,1% de subida y salta por encima de la cota del 5% de rentabilidad exigida.