Los bajistas llegan a la bolsas europeas en plena temporada de resultados en Estados Unidos ciertamente insuficiente. Morgan Stanley ha asegurado que las probabilidades de que España pida ahora el rescate aumentan después de que Moody´s mantuviera la calificación de nuestro país. Banco Popular sigue siendo uno de los valores más penalizados a la espera de que arranque el 'banco malo', mientras que Joaquín Almunia favorece con sus palabras el repunte nuevamente de Bankia. Lunes de tendencia confirmada a la baja para el Ibex 35 en los últimos compases de la sesión. 

¿Qué depara de nuevo este lunes? Poco o más bien nada, además del avance en la temporada de resultados en Wall Street. Caterpillar ha presentado unas cuentas en línea con lo esperado por los expertos, los mismos que aseguran que las empresas del S&P 500 asumirán un papel tímido respecto a las cuentas del tercer trimestre del año. 

La noticia del día viene protagonizada nuevamente por la banca. Las pérdidas asumidas por el Estado a lo largo de 2011 y 2012 elevan el déficit de España hasta el 9,4% del PIB de cara al año pasado -el mismo nivel que Grecia- y aumentará su porcentaje sobre nuestra economía a cierre de este año. Aún así, el Gobierno sigue sin solicitar el rescate, a pesar de que hoy se ha pronunciado uno de los grandes, Morgan Stanley. El banco de inversión considera que en las circunstancias actuales, descartada la rebaja de la nota de Moody's y con una mejora en los mercados, es "más probable" que España solicite la ayuda crediticia que le ofrece el fondo de rescate. 

Tras las elecciones autonómicas celebradas este domingo en Galicia y el País Vasco, la prima de riesgo repunta hasta los 388 puntos básicos, once por encima del cierre del viernes, y el motivo lo encuentran algunos analistas en el auge del nacionalismo y posibles tensiones internas también procedentes del Parlamento vasco. El bono a diez años se coloca en 5,44% de rentabilidad exigida, 1,4% más que el viernes, y pendiente de la subasta del Tesoro Público de mañana martes en la que espera colocar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en letras a 3 y 6 meses en la que será la última salida al mercado de octubre. 

Dentro de la renta variable, el Ibex 35, indeciso a lo largo de toda la jornada, ha terminado por confirmar la tendencia a la baja. Cierra con una caída del 0,46% hasta los 7.877 puntos a pesar de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores aprobara al cierre del mercado del viernes prorrogar la prohibición de las posiciones cortas sobre el sector financiero un mes más, con intención de ampliarla por un periodo de tres meses. 

Bankia es el claro vencedor de la jornada. Cierra con una subida del 5,26% hasta los euros a la espera también de que entre en funcionamiento el 'banco malo'. El Banco Popular protagoniza la cruz de esta moneda con unas pérdidas del 1,14%. Entre los grandes valores, Inditex ha contenido finalmente sus ganancias hasta cerrar un 0,20% en positivo. Por su parte, las dos financieras nacionales aumentan sus pérdidas avanzada la sesión hasta cerrar con una caída del 1,03% en el caso del Banco Santander y otro 0,90% a la baja si miramos a BBVA

Repsol, mientras, se deja un 0,03% mientras que Telefónica cede otro 0,94%. 

La zona roja de la tabla, en todo caso, viene encabezada por las constructoras como es el caso de Acciona, que cede un 3,65%, Sacyr Vallehermoso, protagonista ineludible del lado de las pérdidas (- 3,03%) y FCC que recorta otro 0,73%. 

Del otro lado, acompañando a Bankia se encuentran Técnicas Reunidas con una mejora del 2,76% y Abengoa que sube otro 1,81%. 

En terreno de divisas, el par euro/dólar recorta enteros y ha vuelto al nivel del 1,30 en una jornada en la que los estadounidenses viven más pendientes del debate electoral de esta noche que de la tanda de resultados empresariales. 

La semana deparará el primer gran aluvión de resultados en la bolsa española. Mañana rendirán cuentas empresas energéticas como Enagás e Iberdrola, el miércoles Acerinox y Antena 3, el jueves Banco Santander y Sabadell, y el viernes Mapfre, Banco Popular, Red Eléctrica y CaixaBank.