La renta variable española arranca el día del estreno en bolsa de Iberdrola Renovables a la baja. El Ibex 35 se deja un 0,7 por ciento y se coloca en los 15.736 puntos, aunque pronto agranda esos descensos y pierde esa cota psicológica de los 15.700 puntos. Los inversores se fijan más en el desplome de más del 2 por ciento del Nikkei japonés, mientras digieren el plan de los bancos centrales para fortalecer la liquidez de los mercados. El resto de plazas europeas se apuntan también a la tendencia negativa, al tiempo que el cambio euro –dólar se coloca ligeramente por encima de las 1,47 unidades.
La corrección de los mercados asiáticos se deja notar en el arranque de la bolsa española, que se mueve a la baja. Si en la última sesión se desmarcaba de la tendencia general de celebración de la acción coordinada de los bancos centrales para inyectar liquidez en el sistema, éste jueves sigue en las mismas, aunque acompañado por el resto de indicadores europeos. Se trata de una acción que – en principio- gustó a las bolsas, pero que también tiene otra lectura: las cosas pueden pintar peor de lo que parece si la FED, el BCE, el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá y el Banco de Suiza anuncian que “ponen ya la venda”, de manera que muchos analistas y ahorradores creen que la herida podría ser más honda de lo que parece. A la espera de ver la extensión del mal, los inversores españoles se centran en la llegada al parqué más esperada y más grande: la de Iberdrola Renovables. Un debut con garantía de éxito este jueves, según los expertos, dado que sale desde el mínimo que se había establecido, desde los 5,3 euros. Su matiz, Iberdrola, aguarda el momento con descensos del 0,82 por ciento. Pero las caídas más abultadas dentro del Ibex 35 en el comienzo de la jornada son para Inditex, que cede un 2 por ciento, después de que JP Morgan haya revisado a la baja su recomendación sobre la compañía, tras registrar un menor incremento en las ventas del tercer trimestre. En concreto, recorta su consejo a infraponderar desde la anterior posición de neutral y el precio objetivo a 45,50 euros desde los 52,50 euros estimados anteriormente.