Se cierra una semana en la que la prima de riesgo de los países periféricos – Italia y España, principalmente- ha sido protagonista indiscutible. En nuestro país, ha conseguido rebasar los 500 puntos básicos hasta que el BCE ha inyectado tranquilidad en forma de “compra de bonos italianos y españoles”, según fuentes del mercado. Lo cierto es que hoy el presidente de la entidad, Mario Draghi ha reclamado la “implementación urgente” de las decisiones de las cumbres europeas y los Consejos de Estado. Una reclamación “lógica”, según Alexis Ortega, director de Finagentes Gestión pues “está asumiendo un papel que no es el que entra en su mandato y tendrá que exigir algo a cambio”. Por otra parte, la prensa alemana se ha hecho eco de que el consejo de Gobierno del BCE habría llegado a un acuerdo para fijar un límite máximo de 20.000 millones de euros semanales para las compras de bonos soberanos.

Los inversores europeos reaccionaron con tendencia mixta. El CAc-40 se dejó un 0.4% y cerró en los 2.997 puntso. El Eurostoxx50 apenas cedió un 0.1% a 2240 puntos en tanto que el FT-100 recogió pérdidas de más de un punto porcentual. El Ibex 35 subió un 0.4% y cerró en los 8.310 puntos. Una caída del 2.8% desde los niveles en los que cerró el pasado  viernes.  El mercado se está estabilizando y no hay grandes cambios respecto a la semana pasada "se confirma que permanecer por encima de los 12.000 al Dow Jones le está costando muchísimo. No hay un sólo valor atractivo que invite a tomar posiciones. Y en el mejor de los casos, apuntaría a un mercado lateral", reconoce Antonio Espín, analista independiente.  Se cumplen así las previsiones más pesimistas del consenso semanal   de analistas. 

Entre las mayores subidas de la sesión, los bancos. Y ello a pesar de que la agencia de noticias Reuters admitía que Standard & Poor´s habría puesto en revisión la calificación de los 30 mayores bancos del mundo. Entre ellos, algunos europeos. Una actualización que se producirá en tres semanas. Ajenos a la noticia, entidades como Caixabank firmaron la sesión con subidas del 5.7% y cerró en los 3.80 euros. Por su parte, Santander subió un 0.8% y cerró en los 5.57 euros. Su homóloga vasca sumó un 0.54%, con lo que el próximo lunes comenzará a cotizar en los 5.92 euros.

Los valores que acompañaron a los bancos en las subidas llevaron el nombre de Mediaset que, al ritmo del 3.9% cerró en los 4.18 euros. FCC y Enagás contaron revalorizaciones de más del 3.9% y del 3.1%, hasta los 17.77 euros y los 13.63 euros, respectivamente.  A pocos pasos, Iberdrola subió más del 2% y marcó en los 4.87 euros su útlimo movimiento. Telefónica se animó con un 0.8% con lo que el lunes comenzará a cotizar en los 13.90 euros.

Los números rojos de la sesión fueron a valores como Mapfre. La aseguradora perdió más del 4% y cerró en los 2.59 euros. ArcelorMital y BME contabilizaron caídas de más del 2%, con lo que marcaron en los 13.07 euros y 20.32 euros su último precios.

Protagonista de la sesión, Prisa. Después de que Carlos Slim anunciara que se ha hecho con el 3.2% de las acciones del grupo de comunicación, lo que hizo repuntar sus títulos más del 12%, cerrando en los 0.84 euros.