El Ibex-35 cierra la sesión con un recorte del 0,89% hasta 13.160,30 puntos, arrastrado por todos los blue chips. El Santander cedió un 1,09%, Telefónica se dejó un 0,81%, mientras que el BBVA perdió un 0,71%. Iberdrola retrocedió un 0,43% y Repsol YPF se dejó un 0,13%. Sin embargo, las caídas fueron más pronunciadas en BME(-4,43%). Sólo tres títulos lograron salvarse de los números rojos: Indra y el Banco Popular recuperaron un 0,46%, mientras que Sacyr subió un 0,28%.