La renta variable española cerró la sesión sin conseguir retomar el signo positivo. El Ibex 35 cerró con una caída del 0.54% que le llevó a los 8.426 puntos. Una penalización que llegó liderada por Repsol que, con pérdidas de más del 5%, recibió la colocación acelerada del 5% de su capital. Un día antes de que Mario Draghi comunique su decisión sobre tipos de interés, en la primera reunión del BCE del año, el mercado de divisas se mueve a favor del dólar. El par en los 1.27 dólares.

Los índices de renta variable europea terminaron la sesión con caídas. Una penalización del 0.7% que llevó al Ibex 35 hasta los 8.410 puntos. Juan Pedro Zamora, analista de X-Trade Brokers reconoce que los niveles que tiene que atender el selectivo español a corto plazo “son los 8.500 puntos y los 8.200 puntos pues en caso de perderlos podremos asistir a pérdidas mayores”. En el resto de Europa,  el DAX perdió un 0.2%, el Eurostoxx50 cerró con una caída del 0.4% en tanto que el FT-100 cerró con pérdidas superiores al medio punto porcentual.

Los mercados se revolvieron después de que al agencia de calificación crediticia Fitch haya advertido que el BCE tiene que incrementar sus compras de deuda para apoyar a España e Italia y evitar un colapso del euro, algo que sería desastroso “para la economía global. Un hecho que podría ocurrir si Italia no consigue arreglar sus problemas de deuda”. Declaraciones que llegaron un día antes de la primera reunión del BCE del año. Los expertos abogan porque la entidad que preside Mario Draghi mantendrá tipos mañana “pero esperamos una bajada de 25 puntos básicos a lo largo del primer trimestre según vayan viendo datos de inflación, evolución de las materias primas y el efecto que tendrá sobre la economía”, reconoce Javier Martínez Canut, responsable de Deutsche Bank.

Entre los más penalizados, Repsol. La petrolera cerró la sesión con pérdidas de más del 5.7% - en los 22.20 euros- después de una colocación acelerada del 5% de su capital – procedente del 20% que compró a Sacyr Vallehermoso- entre inversores institucionales. Una colocación que se ha realizado a 22.35 euros y que “no está nada mal pero era una operación de esperar pues la participación no pintaba nada en manos de la petrolera y era cuestión de tiempo ver una colocación y reservar una parte para un accionista industrial, que veremos en manos de quién cae”. El experto de Deutsche Bank admite que Sinopec o Pemex podrían ser algunas de estas alternativas.

Acompañaron a la petrolera en su camino por los descensos valores como Acciona o Sacyr Vallehermoso que, con caídas de más del 2%, cerraron en los 61.67 euros y los 3.70 euros ,respectivamente.  Y a pocos pasos, el sector financiero. Caixabank cedió un 0.8% y marcó en los 3.74 euros su último precio. Banco Popular perdió un 0.4% , hasta los 3.38 euros, Santander perdió un 0.3% con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 5.72 euros. Banco Sabadell descontó un 0.3%, Bankinter cerró en los 4.75 euros la sesión al tiempo que BBVA apenas retrocedió un 0.02%, hasta los 6.28 euros.

En positivo, IAG subió un 4.17% y se convirtió en líder de la sesión. Cerró en los 1.85 euros. BME contabilizó subidas de más del 2% en tanto que Grifols o Mediaset elevaron en  algo más de un punto porcentual sus ganancias. El fabrocante de hemoderivados subió hasta los 13.27 euros en tanto que la cadena de Fuencarral marcó en los 4.17 eruos su último precio.