El Ibex 35 cerrará el tercer trimestre de 2009 cerca de los 9.500 puntos con una horquilla del 5%, según el Índice de Expectativas Bursátiles del Colegio de Economistas de Cataluña. En la estimación para el segundo trimestre, los economistas pronosticaron una punta máxima de 9.000 puntos. El Ibex cerró en junio con 9.787, mostrando una evolución que ha superado las expectativas y que los expertos atribuyen a una "mejora" en los índices de confianza.
La previsión advierte también de que la volatilidad sigue siendo alta y pueden producirse correcciones que sitúen el Ibex 35 por debajo de sus expectativas.

Los expertos esperan que la inflación tienda a ir recuperando poco a poco la senda alcista, aunque de manera muy moderada, a medida que los indicadores macroeconómicos muestren síntomas de recuperación.