El grupo Lufthansa confirmó hoy a Bombardier Aerospace un pedido de 30 aviones CSeries, del nuevo modelo CS100, por un valor aproximado de 1.530 millones de dólares (unos 1,206 millones de euros) a precio de catálogo, informó hoy la compañía. Los nuevos aviones CSeries del fabricante canadiense serán destinados a la filial del grupo alemán Swiss Air Lines y se prevé que se incorporen a su flota a partir de 2014. Concretamente, las nuevas aeronaves sustituirán a los Avro RJ100 de corto radio. El CSeries, con un solo pasillo, se caracteriza por una capacidad de 115 asientos y por la incorporación de nueva tecnología en su motor y de materiales de menor peso para lograr una considerable reducción del consumo de combustible.