El grupo inmobiliario Tremon ha aplazado hasta septiembre su salida a bolsa porque considera necesario explicar con detalle su negocio, debido a que el mercado no está discriminado adecuadamente entre las empresas del sector y "exige descuentos" similares para todas.
En un comunicado, el grupo explicó que el calendario previsto para su debut en bolsa, inicialmente fijado para finales de junio, habría dificultado la realización, "en condiciones normales", de la presentación de su oferta pública de venta (OPV) ante inversores y analistas (road-show). Según la misma fuente, para Tremon es primordial explicar "en detalle" su modelo de negocio, la calidad de sus activos y proyectos futuros, para lo que se necesita un mínimo de dos semanas. No obstante, Tremon considera que la desconfianza bursátil que ha afectado al mercado inmobiliario "es pasajera" y los "fundamentales" y resultados de las compañías "confirmarán la buena salud del sector". En la nota, la compañía expresó su firme voluntad de salir a Bolsa y retomar la OPV después de las vacaciones de verano