Se ha comentado que las recientes ventas que hemos visto en los mercados y el repunte de la volatilidad se deben a un retorno de la inflación. El argumento es que los bancos centrales comenzarán a endurecer sus políticas más rápido de lo anticipado para controlar la inflación, y en consecuencia se frena el rally en la renta variable.

Sin embargo, el gráfico de esta semana muestra que en las economías principales del mundo, la inflación subyacente está todavía en niveles relativamente moderados. En este punto, no hay suficiente evidencia para sugerir que la inflación está “atacando” de nuevo. "Sí esperamos que los bancos centrales quiten el pie del acelerador, pero de una forma gradual y en línea con sus indicaciones a más largo plazo; por ello, la política de los bancos centrales debería servir de apoyo a los activos de riesgo durante el año", según el último informe de JP Morgan.