El Gobierno venezolano indicó hoy que la compra del Banco de Venezuela busca canalizar recursos hacia el sistema productivo y reducir las prácticas de especulación financiera. El ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, explicó al canal estatal Venezolana de Televisión que la adquisición obedece al "diseño de una estrategia financiera que canalice los recursos hacia el estímulo de la producción y la economía real". El ministro indicó que también se persigue minimizar "las prácticas que, debido a los bajos niveles de intermediación, han llevado a los bancos a realizar inversiones de carácter financiero que no se reproducen y que pueden generar crisis como la que se ha presentado en el mundo". Rodríguez afirmó que, en todo caso, "el sistema financiero venezolano ha demostrado una fortaleza significativa, ya que no ha sido afectado en absoluto por la crisis que sacude a la banca mundial".