El gobierno de Japón ha rebajado su previsión de crecimiento para el PIB del actual año fiscal hasta el 0.5%, desde el 1.5% estimado anteriormente. ¿El motivo? Los efectos devastadores del terremoto del 11 de marzo.

El Gobierno japonés rebajó la previsión de crecimiento de Producto Interior Bruto (PIB) real para el actual año fiscal desde el 1,5 por ciento hasta el 0,5 por ciento, debido a los efectos devastadores terremoto del 11 de marzo que repercutió negativamente en la cadena de suministros y  en la producción industrial nipona de sectores exportadores clave.

El Ejecutivo espera que el consumo privado, responsable del 60 por ciento del PIB, se contraiga 0,2 por ciento en el año fiscal que finaliza en marzo de 2012, mientras que la previsión anterior esperaba un crecimiento del 0,6 por ciento, respecto al ejercicio anterior, informó la agencia local Kyodo.