El Gobierno francés venderá en último término las participaciones que ha acumulado en los bancos galos, pero lo hará en su debido momento, dijo el viernes una fuente cercana al Ejecutivo a Dow Jones Newswires. El Gobierno francés se deshará de las participaciones "finalmente, pero no demasiado pronto, ni demasiado tarde", indicó la fuente. La prioridad del presidente Nicolas Sarkozy es restablecer las condiciones para que fluya el crédito, añadió la fuente. Societe Generale  emitió el mes pasado 45 millones de participaciones preferentes sin derecho a voto para el Gobierno, lo que le aporta un 7,2% y le convierte en el mayor accionista del banco. SocGen ya había recibido 1.700 millones al emitir deuda subordinada bajo la primera fase del plan del Gobierno para reactivar el crédito.