El Gobierno de EEUU requerirá a los 21 principales bancos que reciben ayudas del Estado que emitan un informe mensual sobre los préstamos que conceden a las pequeñas empresas, informó hoy la Casa Blanca. La medida forma parte del plan, valorado en 730 millones de dólares, que presentarán hoy el presidente de EEUU, Barack Obama, y su secretario del Tesoro, Tim Geithner, para facilitar el crédito a las pequeñas empresas, un factor que consideran clave para devolver la salud a la economía del país.