El Gobierno de EEUU considera la compra de las entidades financieras hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac y mantenerlas bajo la dirección de un administrador si persisten sus problemas, según el New York Times reported, que cita fuentes familiares con el plan. Bajo la tutela estatal, las acciones de Fannie y Freddie podrían perder gran parte e incluso todo su valor, y cualquier pérdida en las hipotecas que aseguran acabaría estando financiada con fondos públicos.