El Consejo de Ministros dará, previsiblemente, mañana 'luz verde' al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ideado para reforzar la solvencia de las entidades y facilitar las fusiones de cara a mejorar su eficiencia y garantizar su viabilidad futura. La propuesta de reordenación del sistema financiero español remitida por el Ministerio de Economía y Hacienda contempla la posibilidad de que el Banco de España obligue a emprender procesos de integración a las entidades que reciban dinero público del FROB. No obstante, antes de llegar a esta última fase, la entidad en problemas deberá buscar, en primer lugar, una solución privada que podría ser una fusión; y en segundo lugar, el apoyo de los Fondos de Garantía de Depósitos (FGD) de bancos, cajas y cooperativas, creados con recursos privados, pero que podrán recibir inyecciones de dinero público.