El Gobierno belga estudia nuevas medidas de relanzamiento económico, al considerar insuficiente el plan elaborado el pasado mes de diciembre, cuyo coste ascendió a unos 4.000 millones de euros, publica hoy el diario "Le Soir". Con este fin, el primer ministro, Herman Van Rompuy, ha convocado mañana a un grupo de expertos económicos nacionales, entre los que figura el director del Banco Nacional, Guy Quaden, y los dirigentes del Consejo Superior de Finanzas y del Consejo Nacional de Empleo, entre otros. Los expertos analizarán la marcha de la economía belga durante el primer trimestre del año, y discutirán la dirección a seguir durante las próximas semanas. El Ejecutivo anterior, liderado por Yves Leterme, puso en marcha en diciembre un plan de relanzamiento consistente en el desbloqueo de 2.000 millones de euros, destinados a medidas como el aumento de los salarios, la reducción del IVA para la construcción de vivienda, el aumento de las prestaciones por desempleo y ayudas para las empresas con dificultades.