El Gobierno admite que la subida del IVA a partir de julio "puede tener impacto" en el sector turístico español, "al igual que en el resto de sectores económicos", pero afirma que, en cualquier caso seguirá siendo competitivo en comparación con otros países de la Unión Europea, en especial en lo referido a los servicios de restauración. En una respuesta parlamentaria al diputado 'popular' Antonio Erías, a la que tuvo acceso Europa Press, el Ejecutivo defiende que la medida se adopta para la reactivación de la economía "que finalmente redundará en beneficio del sector".