El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha pedido una regulación más estricta del sector financiero en el Reino Unido para prevenir una excesiva asunción de riesgos como la que ha causado la actual crisis económica. En un discurso pronunciado en la noche del miércoles ante banqueros y dignatarios en la "City" de Londres, King insistió en que era necesario implementar cambios que pasaran por restringir el tamaño de los bancos y dar más poder a la institución que dirige, para que pueda actuar para atajar comportamientos arriesgados.