Los países del G-20 finalizaron hoy la cumbre de Cannes y adoptaron una estrategia global para el crecimiento y el empleo, que insiste en la coordinación de todos sus miembros y en que cada uno "haga su parte" para propiciar la recuperación.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se felicitó hoy en rueda de prensa por los resultados de la cumbre de Cannes, en la que, a diferencia de las otras, según su opinión, cada país se ha comprometido a adoptar medidas en favor de la recuperación mundial según sus condiciones económicas.