El Fondo Monetario Internacional (FMI) se unió hoy al Banco Central Europeo (BCE) y dio su respaldo al objetivo del Gobierno de Grecia de reducir el déficit fiscal hasta el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012. "Creemos que las metas del plan son adecuadas", dijo la portavoz de la entidad con sede en Washington, Caroline Atkinson.